Demasiadas hipotecas con suelo

El número resulta escalofriante, aproximadamente 4.000.000 de préstamos hipotecarios en nuestro país, contendrían entre sus términos las cláusulas de suelo, así lo notifica la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros.

Una verdad que representa un gran menoscabo para la economía de las familias afectadas, que según los cálculos efectuados por la propia asociación podría alcanzar al año los cinco mil euros.

El anterior dato, es el efecto, de una apreciación de mil euros anuales por cada punto de excedente en el interés, y por cada cien mil euros de préstamo hipotecario. Adicae, ha anunciado una reclamación agrupada, que abarca por el momento a más de cincuenta entidades y que extenderá a más de una centenar de entidades bancarias.

Según Adicae, de las aproximadamente 4.000.000 hipotecas con esta clase de cláusulas a nivel nacional, aproximadamente 430.000 pertenecen a familias residentes en la Comunidad Valenciana. Y unas 160.000 solamente en la región alicantina, una de las más perjudicadas en España por este hecho.

Por esto, la Asociación ha anunciado en Alicante una asamblea, para informar a los usuarios de la acción grupal contra estas infames cláusulas hipotecarias. En cifras generales, ha alertado de que existe 2.000.000 de usuarios que no saben nada sobre estas cláusulas, que están abonando a su banco, que cada año es el equivalente a tres de sus nóminas.

En este aspecto, esta asociación de usuario estima que entre un diez y un veinte por ciento, de las ejecuciones hipotecarias, se podrían haber impedido desde el año 2007, si no se hubieran aplicado estas cláusulas.

BBK facilitará hipotecas a clientes interesados en adquirir su vivienda en Cantabria

BBK se ha unido al gobierno de Cantabria para facilitar los préstamos hipotecarios a las personas que quieran comprar una vivienda en dicha comunidad. Este pacto, ha sido firmado por Angel Agudo, consejero de Economía y Hacienda, por el presidente de Gesvican y el presidente de Ceoe Cepyme, Mieguel Mirones y la BBK.

Este pacto fue creado el 22 de julio de 2010 por parte del gobierno de Cantabria, el cual buscaba la colaboración con las entidades bancarias y la confederación de empresarios de Cantabria. Una vez que todas las partes colaborarán, el fin básico es conseguir que los compradores de viviendas tengan más fácil el acceso al crédito dentro de Cantabria.

A este pacto se unió en primer lugar la Caja de Cantabria, aunque con el tiempo otras entidades se han unido al pacto como el banco Santander, Caixa o el BBVA, al cual se ha sumado el BBK.
El objetivo es hacer más sencillo el crédito a los compradores de viviendas, a la vez que los mismos podrán obtener condiciones favorables dentro de sus hipotecas.

Todo esto hace que el stock de viviendas se reduzca y que poco a poco se reactive el mercado inmobiliario en la zona, lo que se traduciría en más empleo.

Este pacto entre todas las partes tiene una partida de 35 millones de euros, la cual irá dirigida a la adquisición de hipotecas a los compradores de viviendas hasta el 31 de diciembre de 2011.

Para poder acceder a este pacto, la vivienda tendrá que ser nueva y no tener un importe superior a los 245000 euros, siendo la cuantía del préstamo no superior al 80% de la tasación si es libre, o del 100% si la vivienda es de protección.

Descienden los tipos de interés de las hipotecas sobre viviendas protegidas

Los tipos de interés de las hipotecas sobre VPO serán revisadas en el primer trimestre de este año a la baja según la normativa que regula el funcionamiento de los planes de vivienda protegida.

Tras esta revisión, los tipos de interés han bajado en una proporción bastante importante, haciendo que los del plan 1996 hayan pasado del 5,02% al 2,5%, mientras que los del plan 2002 2005 se hayan reducido al 2,58 al 2,57%, a su vez los tipos de interés del plan 2005 2008 han pasado del 2,60% al 2,57% según ha anunciado el ministerio de Fomento.

Es por este motivo, por lo que una hipoteca media de 150000 euros a 25 años, contratado dentro del plan de 1996 tendría que pagar al año un 23%, o lo que es lo mismo que pagaría 2468 euros menos.

Por otra parte, ADICAE ha propuesto a las comunidades autónomas que creen un fondo de ayuda para ayudar a las personas que no pueden hacer frente a sus hipotecas con el 5% de los presupuestos autonómicos, lo que haría que el número de embargos descendiera.

Esta medida pedida por Adicae a los partidos políticos para que sea tomada antes de las elecciones del 22 de mayo, permitiría que los problemas de los hipotecados fueran menores, ya que contarían con una ayuda extra según Manuel Pardos.

Este fondo debería ser financiado por las administraciones públicas de cada comunidad autonómica y la banca, la cual haría que los embargos tuviesen un número más bajo.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *