Teletrabajo, todo lo que tienes que saber

En primer lugar queremos darte una definición de lo que es exactamente el teletrabajo para luego poder ahondar más en muchos temas y que te vayas de este artículo con una idea clara de todas las opciones que se están empezando a presentar en esta nueva forma de ver el mercado laboral.

Pues bien, el teletrabajo, que también es conocido como trabajo a distancia, es simplemente la forma de trabajar que nos permite hacerlo desde cualquier parte, sin necesidad de que sea una empresa física o una oficina, y como es natural, suelen usarse las nuevas tecnologías para desarrollarlo.

Y si no trabajas en una oficina, ¿Donde trabajas?, pues en realidad da igual, puedes trabajar desde tu casa, desde la casa de un amigo, desde un bar, una cafetería, un tren, eso da exactamente igual, mientras puedas conectarte a los programas que necesites para realizar tu labor, ósea, mientras que tengas a tu alcance dispositivos como un ordenador, teléfono o lo que sea que pueda conectarse a Internet.

Se han realizado encuestas en España a grupos de trabajadores para determinar si estamos preparados para este modelo de trabajo y un 87,4% se mostraba favorable a adoptar esta nueva forma de “ir a la oficina”, frente al 12,6% restante que prefiere el método tradicional.

El estudio ha sido realizado por Adecco y ha desprendido que las mujeres y las personas que tenían estudios superiores son los que se muestran más abiertos a estas nuevas formas de trabajo.

Smart Working o trabajo inteligente

Ya se empieza a acuñar este término para definir al teletrabajo que es todavía opción minoritaria en España, a pesar de los datos de las preferencias de los encuestados que hemos visto, en este momento y según el Instituto Nacional de Estadística (INE), son solo el 27% las empresas que han adoptado esta forma de trabajo, y normalmente, es algo casi restringido a compañías que tienen un carácter tecnológico avanzado muy marcado.teletrabajo

El motivo por el que este método de trabajo no termina de despegar en nuestro país (cosa que si ha hecho en otros mucho de la Unión Europea y del resto del mundo), es porque a pesar de que las ventajas son múltiples tanto para los trabajadores como para las empresas, hay que tener una mentalidad bastante avanzada y moderna para asumirlo.

Ventajas e inconvenientes

Hay mucha gente que defiende el teletrabajo, o como acabamos de llamarlo más arriba, trabajo inteligente, y el argumento que más se esgrime, es el de que el trabajador gana mucho en calidad de vida, pero la empresa también lo hace al reducir costes.

Mucho hemos hablado en todos los medios de los beneficios sociales que supone para una persona el teletrabajo, por motivos obvios como poder pasar más tiempo con la familia, trabajar en horas que sean más cómodas, poder realizar labores o gestiones personales cuando son necesarias, pero no sólo son sociales los beneficios, sino que también se puede ahorrar dinero, por ejemplo en gastos de desplazamiento. Lo de la calidad de vida salta a la vista, la motivación y el trabajar cuando uno está más fértil, es sin duda un plus para ser más feliz.

La empresa también ahorra, en gastos que tenga por ejemplo en transporte de sus trabajadores, o en pagos de kilometrajes, al igual que en equipos informáticos, en el espacio, en los gastos de luz, agua, y se reduce de manera drástica el absentismo laboral, hasta niveles prácticamente nulos. Además de todo esto, se reduce también la fuga de talento y se puede contar con profesionales cualificados en todo el mundo.

Lo que tiene que primar en este tipo de trabajo es el tiempo de calidad que estamos trabajando, por lo que el modelo clásico en el que estamos sentados en la silla durante horas en las que no somos productivos no tiene sentido, hay que funcionar por objetivos, pero eso en una cultura empresarial todavía antigua, como la que tenemos en España, todavía no consigue calar, y el modelo que sigue imperando es el del presentismo.

Un trabajador tiene que tener unos objetivos claros, ser responsable de cumplirlos y el empresario tiene que encargarse de que tenga todas las herramientas necesarias para poder desarrollar su trabajo, fuera de eso, si necesitas estar vigilando constantemente lo que hace una persona, es mejor que la despidas, la confianza es la base de cualquier relación, y las laborales no se excluyen de esta ecuación.

Ya hay grandes marcas como por ejemplo Repsol, Telefónica o Nokia que están comenzado a implantar esta forma de trabajo en nuestro país, aunque este cambio depende más de una directiva bien formada y con cultura de avance y cambio que con el tamaño de la compañía.

También tenemos que hablar de las personas que piensan que este tipo de trabajo no funciona, y sus argumentos son que a pesar de que todo lo que hemos hablado anteriormente suena genial, esta nueva forma de realizar las tareas del día a día impide que se cree una cultura corporativa y que además los trabajadores se sienten aislados y las distracciones terminan por ganar a las horas realmente rentables. También comentan que creen que tendrían dificultades para evaluar a los trabajadores y puede haber fuga de información confidencial.

Si volvemos a la parte defensora, nos cuentan que estar más tiempo en el puesto de trabajo no tiene por qué ser sinónimo de mayor rendimiento, y que no tiene sentido que sea mejor trabajar en una oficina que donde le venga mejor al trabajador.

Hay otro tema que hay que tener en cuenta, y es que muchas mujeres han tenido problemas para promocionar porque el presentismo los impedía atender por ejemplo a sus hijos, por lo que este nuevo método, puede hacer a las empresas más justa con la igualdad.

Para tener algunas conclusiones, podemos decir que lo que se necesita en España para implantar este nuevo sistema es en primer lugar invertir en tecnología, y que se produzca un cambio cultural, que seguramente vendrá de la mano con el relevo generacional que se tiene que producir irremediablemente en las cúpulas de las compañías.

Antes de continuar vamos a listar las ventajas que tiene para todas las partes el teletrabajo, incluyendo al estado:

Ventajas para el trabajador:

  • Puede disponer de una total autonomía, flexibilidad horaria y movilidad geográfica.
  • Seguramente se produzca un aumento de la productividad.
  • Se tiene posibilidad de acceder a más trabajos en todo el mundo.
  • La especialización puede ser mucho mayor.
  • Se puede disfrutar de una vida familiar de mucha más calidad.
  • La integración laboral para personas con discapacidades es mucho mayor.
  • Se puede combinar perfectamente el trabajo con otras tareas, por ejemplo domésticas.
  • Se tiene un nivel de estrés mucho menor.
  • Se hacen menos desplazamientos, se evitan lo que se llaman movimientos pendulares, favoreciendo la prevención de accidentes y al propio medio ambiente.
  • La misma persona puede elegir el lugar en el que se siente mejor trabajando.
  • La teleformación es mucho más factible que la formación presencial.
  • La calidad de vida aumenta de forma drástica al tener horarios flexibles y más tiempo libre de calidad.

Ventajas para la empresa:

  • Se producen muchos menos problemas entre los trabajadores por la convivencia.
  • La productividad aumenta por implantar el sistema de objetivos.
  • Los costes por producción se reducen.
  • Se necesita menos equipamiento.
  • Se puede acceder a profesionales de un nivel más alto al no existir la barrera geografica.
  • No hay que realizar controles de horarios.
  • Los plazos de entrega mejoran.
  • Se pueden cubrir varias horas del día de trabajo.
  • El absentismo laboral prácticamente se elimina.
  • Los costos se reducen, un trabajador que hace teletrabajo, cuesta a la empres aproximadamente un 50% menos que un trabajador presencial.
  • La expansión geográfica de la empresa es mucho más sencilla.
  • Se puede crecer si tener que realizar cambios en la estructura.
  • Los puestos de trabajo se pueden cubrir por varios trabajadores.

Ventajas para el estado o para la sociedad:

  • Se pueden llevar a cabo políticas públicas que aprovechen los ciclos demográficos.
  • La contaminación se reduce, porque se producen menos desplazamientos largos de trabajadores hasta sus puestos.
  • Los problemas de circulación, carreteras congestionadas, accidentes, contaminación etc, se ven reducidos.
  • Las indemnizaciones a personas por accidentes se ven reducidas también por el punto anterior.
  • Se depende menos del petróleo como fuente energética.

También hay desventajas que tenemos que mencionar, el resumen general como ya hemos hablado es que no existe un ambiente laboral tradicional, y que por tanto, las relaciones interpersonales se ven reducidas hasta casi la inexistencia. Puede haber también problemas familiares derivados de todo esto, ya que es complicado separar el trabajo de la vida cotidiana cuando se trabaja desde casa:

  • Cómo ya hemos comentado, es complicado separar la vida profesional de los momentos de ocio.
  • Al estar completamente solo, no se consulta con otros colegas como va el trabajo, por lo que puede llegar a repercutir negativamente en el crecimiento.
  • Las jerarquías son complicadas de respetar.

Las desventajas más visibles para el trabajador son:

  • Puede que en ocasiones no se trabaje en el mejor ambiente posible.
  • Se pueden llegar a dar casos de sedentarismo.
  • Se pueden tener distracciones con la familia, lo que puede provocar también conflictos.
  • Se deja de colaborar y tener relaciones con otros colegas de trabajo.
  • En algunas ocasiones, por tener por ejemplo trabajo atrasado, se pueden perder momentos personales como los fines de semana.
  • Algunas personas han llegado a sentirse muy aisladas o con problemas de soledad.

Desventajas para la empresa:

  • En ocasiones se pierden las jerarquías aunque hay gente que no lo ve como una desventaja porque es cierto que cuantas menos jerarquías hay, mas agiles se vuelven las empresas.
  • Los datos de la compañía pueden quedar expuestos.
  • El trabajador puede identificarse menos con la empresa.

Desventajas para el estado y para la sociedad:

  • La sociedad se vuelve más distante, también superficial, por la ausencia o disminución de las relaciones personas.
  • No todos los tipos de trabajadores son capaces de manejarse de manera correcta con las nuevas tecnologías.
  • No tienen tanta eficacia temas relacionados con la normativa y el medio ambiente del trabajo.

¿Donde encontrar un teletrabajo?

Ahora que ya hemos visto, todo lo más importante sobre el teletrabajo, queremos dejarte los enlaces a los portales más importantes (todos los sitios son especializados) donde puedes conseguir un teletrabajo. En algunos de ellos incluso puedes hacer microjobs online, que te permiten ganar dinero desde este mismo momento:

https://freelance.infojobs.net/

http://www.nubelo.com/

https://www.freelancer.com.es/

https://www.upwork.com/

http://www.twago.es/

https://www.elance.com/

http://trabajandofreelance.es/

http://www.peopleperhour.com/

https://www.geniuzz.com/

https://es.fiverr.com/

http://studio.envato.com/

http://www.adtriboo.com/es/

https://www.project4hire.com/

http://www.projectlinkr.com/

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *