Hay algunas situaciones que vamos a analizar en profundidad en este artículo en las que podemos recibir otras ayudas después de terminar de percibir el paro. Hay algunos factores que hay que revisar como por ejemplo si se tienen personas a cargo o los ingresos que se perciben. Vamos a ver qué ayudas hay después del paro y como podemos solicitarlas.

Subsidio después del paro

En el momento en que una persona deja de cobrar la prestación contributiva también conocida como paro, tiene la opción de solicitar lo que se conoce como subsidio por desempleo, que es una ayuda que se da después del paro y que está directamente gestionada por el SEPE. Esta ayuda está destinada a cubrir las necesidades básicas del demandante en el periodo en el que esté intentando reincorporarse al mercado laboral.

Tiene algunas diferencias fundamentales con el paro, como por ejemplo que no depende de las cotizaciones, es decir, es no contributiva, por lo que los requisitos para solicitarla son otros.

Requisitos para recibir el subsidio después del paro

Para que nuestra solicitud sea aceptada, tenemos que cumplir con los siguientes requisitos en el momento de la solicitud:

  • Hay que estar en situación legal de desempleo y estar además inscrito en el paro.
  • Se tiene que haber terminado la prestación contributiva o también se puede solicitar si no se tiene derecho a percibirla.
  • No se pueden percibir otros ingresos que superen el 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) que en 2018 está fijado en 735,90 euros al mes.

Existen varios subsidios por desempleo después del paro, por lo que en el momento de la solicitud habrá que reunir también unos requisitos específicos para cada uno de ellos. Estos subsidios son:

  • Ayuda familiar.
  • Subsidio para mayores de 45 años.
  • Subsidio para mayores de 55 años.

Hay otros subsidios además de estos que hemos nombrado que están pensados para situaciones mucho más específicas como por ejemplo los que se ofrecen a liberados de prisión, personas que han tenido una mejoría de una incapacidad permanente o emigrantes retornados a España.

Ayudas para mayores de 45 años

Esta ayuda está pensada para las personas que habiendo superado esta edad y terminado de cobrar el paro, no tengan cargas familiares. Lo que hace falta por lo tanto para solicitar este subsidio es:

  • No tener ingresos que superen el 75% del SMI.
  • Encontrarse en situación de desempleo y tener 45 años o más en el momento de hacer la solicitud.
  • No tener responsabilidades de tipo familiar.

En caso de que se conceda la ayuda, se entregará una prestación económica de 430€ al mes y también se ayudará al trabajador a encontrar empleo con acciones específicas destinadas a la inserción, entre las que se encuentran la formación y la orientación profesional.

Subsidio para mayores de 55 años

Tenemos también la opción de este subsidio para personas que hayan cumplido los 55 años y una ventaja que tiene es que se mantiene hasta la jubilación. Otros requisitos que hay que cumplir es no tener ingresos que lleguen al SMI y tener también un compromiso de actividad.

Cómo se solicita la ayuda después del paro

Para hacer este trámite la persona interesada debe acudir de manera presencial a la oficina de empleo o hacerlo a través de la Sede Electrónica del SEPE en internet.

Solicitud presencial

Para hacer la solicitud por esta vía, es necesario pedir cita previa ya sea por teléfono o por internet.
Tienes que llevar contigo la siguiente documentación el día que acudas a la oficina:

  • Impreso cumplimentado de manera correcta de la solicitud del subsidio por desempleo.
  • DNI.
  • TIE o NIE con el pasaporte en el caso de que seas un ciudadano extranjero.
  • Hay que aportar un documento bancario con número de cuenta IBAN en el que el solicitante sea titular.
  • En el caso de que se vaya a solicitar la ayuda familiar, habrá que presentar también el libro de familia o un documento que sea equivalente si eres ciudadano extranjero.

DESCARGAR SOLICITUD SUBSIDIO DESEMPLEO

Más subsidios por desempleo

Para las personas que hayan agotado los subsidios por desempleo también y todavía no hayan conseguido encontrar un trabajo, existen también los subsidios extraordinarios. Para estos casos en este momento existen 3 ayudas:

  • Renta Activa de Inserción RAI.
  • El plan prepara.
  • El Programa de Activación para el Empleo.

Estas ayudas son gestionadas por el SEPE y tienen unos requisitos concretos en cada uno de los casos que hay que cumplir:

Renta Activa de Inserción

Para acogerse a esta ayuda después de subsidio hay que tener un mínimo de 45 años o en su defecto tener un grado de discapacidad que sea al menos del 33%. También se puede acceder en casos de víctimas de violencia de género.

Este tipo de ayuda sólo pueden solicitarla los parados de larga duración que son los que llevan inscritos 12 o más meses en el Servicio de Empleo de manera ininterrumpida.

Plan Prepara

Esta ayuda es para los parados de larga duración o personas que tengan responsabilidades familiares y que no hayan cobrado en ningún momento ni la Renta Activa de Inserción, ni el PRODI, ni la Renta Agraria.

También hay que justificar estar realizando una búsqueda activa de empleo y dejar dos meses de margen desde el momento en el que se haya terminado el subsidio para poder solicitarlo.

PAE, Programa de activación para el empleo

Para las personas en situación de desempleo que hayan agotado todas las opciones anteriores, existe hasta el 1 de mayo de 2018 el Programa de Activación para el empleo en el caso de que se lleve al menos doce meses inscrito en el Servicio de Empleo. También hay que tener responsabilidades familiares para que esta ayuda sea concedida.

Ayudas después del paro para autónomos

En el caso de los trabajadores autónomos, también existe el derecho de percibir la prestación por cese de actividad si se ha cotizado por ello de manera voluntaria, conocido de manera popular como “el paro de autónomos”.

Rentas de inserción autonómicas

Para los casos en los que la persona que se encuentra en situación de desempleo haya agotado todas las prestaciones que se le brindaban desde el estado y todavía siga sin conseguir un empleo, existen rentas de inserción autonómicas que se gestionan desde las propias comunidades.

Cómo son ayudas que se otorgan por parte de las comunidades autónomas, son las mismas las que establecen los requisitos necesarios para poder solicitarlas, aunque es cierto que existen algunos que se suelen dar con carácter general como la carencia de rentas, la situación de desempleo y no tener derecho a otras ayudas del estado y otras.

Tienen un nombre diferente en cada comunidad aunque también se conocen comúnmente como salarios sociales, rentas mínimas de inserción o ingresos mínimos de solidaridad.

Ayudas de emergencia

Estas ayudas también están bajo la gestión de las comunidades autónomas y sirven para cubrir necesidades básicas en momentos puntuales y con carácter de urgencia, como pueden ser desahucios o necesidad de alimentos.