A pesar de ser compañera de «Sálvame» desde hace 10 años, Belén Esteban es una de las colaboradoras más críticas de Mila Ximénez en «GH VIP 7». Durante los dos meses del concurso, la ganadora de la tercera edición del reality show destacó constantemente su imparcialidad y profesionalidad como colaboradora, siendo muy crítica en cada paso que la periodista dio en la casa de Guadalix de la Sierra, a pesar de su proximidad a los escenarios.

El último ejemplo se vivió este domingo, durante el último debate, que comenzó a reclamar la expulsión de Mila: «Esta semana debería ser la expulsión. Somos compañeras, pero tengo que decir lo que pienso porque soy una colaboradora.

Sin embargo, Belén estaba más enérgica unos minutos después, cuando pensó que su micrófono estaba apagado. Después de escuchar a Cristina Tárrega apreciar la forma en que Ximénez siempre ha sido fiel a sus amigos hasta el final, Esteban no pudo contenerse y su ira se filtró en el fondo: «Te recuerdo que a todas sus compañeras cuando hemos estado en un ‘reality show’ nos ha dado fuerte a todas, a todas. O sea que eso de la amistad…».

Con este micrófono abierto y revelador, el público pudo entender claramente el motivo del claro posicionamiento de Belén Esteban frente a Mila Ximénez, aprovechando su participación en «GH VIP 6» para quitar una espina que parece estar ahí fuera desde su triunfo en 2015. Mila criticó a Rosa Benito, Raquel Bollo, Anabel Pantoja o Belén Esteban en sus diversos reality shows, y ahora Belén le paga con la misma moneda.