He podido hablar con Miguel Ruiza (Director de Biografiasyvidas.com), si nos fijamos solamente en números, 12 millones de páginas vistas al mes es una cantidad suficiente como para fijarnos en su caso.

El modelo de negocio es claro, tienen un contenido excelente sobre personalidades del presente y del pasado por lo que están muy bien posicionados en Google con esos términos, como nos dice Miguel más adelante, su web suele ser usada por estudiantes buscando datos para trabajos, pero seguro que tienen picos de tráfico con personajes que se ponen de actualidad en un momento determinado.

Les he hecho unas cuantas preguntas para que te hagas una idea de cómo funciona su web, te las dejo por aquí mismo:

¿Qué es exactamente Biografías y vidas?: “Hoy en día la manera más fácil de explicarlo a la gente es decir que es «como la Wikipedia, pero sólo de biografías». Naturalmente, a los que entienden más de Internet se les puede aclarar que no es como Wikipedia, ya que los contenidos no son editables y no los confeccionan voluntarios, sino redactores profesionales. En definitiva, como reza el subtitulo, es una «enciclopedia biográfica en línea» y se inspira más en las viejas enciclopedias biográficas en papel que en ninguna cosa moderna. Tiene incluso su índice alfabético, aunque naturalmente aprovecha las ventajas del soporte electrónico y de Internet: acceso inmediato desde cualquier dispositivo, buscador de personajes, contenidos multimedia, etc.”

¿Cuando se fundó?, ¿Como surgió la idea?: “Yo trabajaba con un socio en una red de sitios de una temática muy competitiva y nos fue muy bien, pero con los cambios habidos en 2003 entendí que nunca más iba a ser fácil obtener mucho tráfico de Google y que en adelante las primeras posiciones serían para los sitios grandes y con muchos y excelentes contenidos. Monté una primera versión de Biografías y Vidas en 2004 y luego ya con el equipo, una segunda mucho más amplia y similar a la actual, y desde entonces no hemos parado de mejorarla. La inversión, como suele suceder en estos casos, fue mínima en dinero (dominio, hosting) y máxima en tiempo; hace un par de años invertimos en una actualización del diseño, que se había quedado muy anticuado, y aprovechamos para hacerlo adaptable a todos los dispositivos. No utilizamos sistemas de gestión de contenidos porque dedicamos el 95% del tiempo a producirlos (o sea, a redactar textos con un Word), y eso es precisamente lo que no hace ningún gestor.”

¿Nos podéis hablar un poco de vuestro negocio en líneas generales?: “Aunque en ocasiones hemos intentado diversificar, nunca hemos tenido éxito y seguimos viviendo de la publicidad de Adsense. La verdad es que los inicios fueron bastante desalentadores, porque o no había mucho tráfico o los ingresos por publicidad eran bajos, o ambas cosas; sólo a partir de 2010 confluyeron el aumento del tráfico y el de las tarifas publicitarias, y desde entonces se ha ido manteniendo en niveles aceptables. El tráfico está muy sujeto a variaciones estacionales porque, al ser un sitio de consulta, es muy visitado por estudiantes, y baja bastante en los periodos de vacaciones escolares; de media ronda los doce millones de páginas vistas al mes.”

¿Alguna anécdota?: “Casi todo lo que podríamos contar es de gente que nos escribe sobre los más variados temas y a la que agradecemos mucho sus sugerencias. Los que encuentran en la página información sobre algún antepasado suyo a menudo nos aportan datos inéditos; recuerdo incluso un visitante que nos mandó un retrato en litografía para que lo escaneáramos y lo añadiéramos a la biografía. Otra cosa inesperada es que, por el mero hecho de ofrecer contenidos propios, nos hemos convertido en «fuente» no sólo de los copiones de turno, sino también de sitios más importantes y visitados que el nuestro (por ejemplo, las versiones electrónicas de los principales periódicos) o incluso de libros impresos, que nos mencionan en su bibliografía.”

¿Consejos para el que esté pensando en emprender?: “No animaría a nadie a que se metiera en este sector, es decir, a producir una web informativa «de referencia» (a modo de enciclopedia) y a intentar financiarla con publicidad. Para ello habría que estar dispuesto a ofrecer contenidos de calidad excepcional sin ninguna compensación a corto ni medio plazo, y ni esto sería garantía de éxito, porque hay mucha competencia y es de prever que las grandes empresas (prensa, revistas, editoriales) acabarán dominando este sector. Además, los sitios «de referencia» están en retirada; poco a poco irán convirtiéndose en un archivo consultable que cada vez que se consultará menos, porque Internet ya no es para navegar sino para hacer cosas: preparar un viaje, mirar el saldo del banco, charlar en Facebook. Es decir, la gente pasa ahora más horas que nunca en Internet, pero no las dedica a leer una página, porque las cosas que debe o quiere hacer le absorben la mayor parte de su tiempo. Supongo que ahora las oportunidades están, como todo el mundo dice, en las aplicaciones para móviles.”

Terminamos las preguntas a Miguel con esta reflexión que ha hecho sobre el emprendimiento en internet en este momento, yo estoy de acuerdo en una cosa, él ha comentado que hay que producir un contenido excelente y no esperar nada a corto-medio plazo y eso es cierto, los negocios por internet a pequeña escala, al nivel al que estamos tu y yo lector, son lo más parecido al trabajo en el campo que hay en el siglo 21, (quitando el propio trabajo en el campo claro está), aquí hay que sembrar, hay que poner todo el esfuerzo que tengas en trabajar tu cosecha y puede ser que dentro de un tiempo, esas matas se pongan bien grandes y las puedas recoger y hasta puede que la tierra se vuelva de buena calidad y eso unido a la experiencia que has adquirido, haga que la próxima cosecha sea más rápida y fácil. ¡OJO!, también puede ser que trabajes como un loco y te caiga una granizada en el campo bien gorda y se vaya todo al…, no te digo yo que no, pero por lo menos…

¡EN ESTE CAMPO NO HAY QUE DOBLAR EL ESPINAZO!

Bueno te dejo amigo, espero que tu seas de los que tengas suerte y que esta web tenga algo que ver en tu motivación. Muchas gracias a Miguel y a todo el equipo de Biografías y vidas por hacernos caso.