¿Has comido fruta o verdura de huerta alguna vez?, es alucinante el cambio de sabor que hay cuando acabas de coger algo de la tierra y no se han usado productos químicos para tratarlo, esa frase de… “Esta naranja sabe a naranja, o esta lechuga sabe a lechuga es porque estamos acostumbrados a comprar cosas que no saben a nada”.

Si quieres comerte unas gambitas buenas, lo primero que se te viene a la cabeza es Huelva, o una mariscada… donde mejor que en Galicia, ¿La morcilla? de Burgos, las anchoas del cantábrico y como me voy a olvidar del aceite de Jaén.

Pues si quieres puedes comprar productos con denominación de origen de todos los puntos de España, para comer calidad, en Demipueblo.es, te lo va a agradecer tu estomago y tu paladar. (¿Me enviarán un jamón después de esta pedazo de presentación?, ¿Que menos no?), no en serio, no tengo acciones ni me dan nada por publicar esto, pero me parece una buena idea la que están desarrollando.

Bueno os voy a dejar con ellos para que conozcáis mejor como han montado su negocio y nos vemos de nuevo cuando acaben las preguntas para la conclusión final.

¿Qué es exactamente De Mi Pueblo?: “demipueblo.es es un marketplace de alimentación, donde los productores pueden vender sus productos directamente al consumidor, sin intermediarios.”.

¿Cómo funciona?: “Es muy sencillo, De mi pueblo se encarga de todo el proceso previo al envío de la mercancía, desde la creación del espacio en la web, la publicación de productos, gestión de pedidos, pagos, etc. Cuando se realiza un pedido, le llega un e-mail al productor para que proceda al envío de la mercancía.”.

¿Cuando se fundó?: “La web se creó en 2012, vamos ya a por el cuarto año de funcionamiento.”.

¿Cómo surgió la idea?: “Pues comprando online, me di cuenta de que había una gran cantidad de webs, cada una con funcionamientos distintos, algunas con grandes carencias de seguridad (pedir el número de tarjeta de crédito vía mail, etc…) y bueno, era complicado buscar ciertos productos. Pensamos que tener un sitio de referencia, donde encontrar productos de calidad sin intermediarios podría ser interesante.”.

Habladme un poco de los fundadores: “El proyecto lo crea Julián Vázquez, junto a su mujer, Anna Armenter. Julián era programador y al detectar esa carencia de ‘centros comerciales’ online, nos pusimos en marcha.”.

“EN EL PROYECTO TRABAJAMOS ÚNICAMENTE NOSOTROS DOS” JULIÁN Y ANNA

¿Alguna anécdota?: “Mucha gente nos llama pensando que llama al productor, como el pedido llega rápido, directo del productor, etc, a veces no detectan que han comprado vía nuestra web. O por simple posicionamiento, buscan al productor y se encuentran con nuestra página en las primeras posiciones.”.

¿Competencia?: “Sí, la verdad que van proliferando muchas webs parecidas. Cuando empezamos había menos, Mumumío, directodelcampo y alguna más. Ahora hay muchas. Y los productores también tienen sus propias webs. Bueno, es bueno para todos, que la compra online se generalice, y que el usuario se acostumbre a comprar así. Si se pierde el miedo a comprar comida online será genial.”.

ES UN NEGOCIO COMPLICADO, NECESITA DE DEDICACIÓN Y CUESTA MUCHO GENERAR LOS PRIMEROS PEDIDOS. LOS MÁRGENES CON LOS QUE TRABAJAMOS SON PEQUEÑOS, CON LO QUE NECESITAS MUCHO VOLUMEN. COMPLEMENTAMOS EL TRABAJO CON OTROS INGRESOS, LA WEB ES UN EXTRA.

¿Es un negocio rentable?: “Actualmente, como para vivir exclusivamente de ella, no, pero genera ingresos, como se suele decir, no pide pan. Sería bueno aumentar las ventas, por supuesto.”.

¿Algo más sobre vosotros?: “Pues somos un matrimonio con dos niños, que hemos abierto una tienda de alimentación física, en Lleida, llamada ORIGEN, donde trasladamos la filosofía de la web al comercio ‘real’. Seguimos con la alimentación de calidad directa del productor, ya que no trabajamos con intermediarios ni distribuidores, compramos a quien produce.”.

¿Como habéis montado la web?: “Es un prestashop muy tuneado, hay un gran trabajo de programación detrás, de innovadeluxe, una empresa joven pero con gente de gran talento. Y luego yo también le he ido dando pinceladas (defecto profesional).”.

¿Inversión?: “Empezamos con una inversión relativamente baja, unos 5000-8000 euros, la web y poco más.”.

Hasta aquí las preguntas, la mayoría de las veces que entrevistamos gente en la web, se dedican íntegramente a sus negocios online y aquí tenemos un caso que demuestra que se puede empezar también por el principio y tener otro trabajo a parte, hay personas que tienen que pagar facturas y esos también tienen derecho a emprender, con un poco más de esfuerzo, pero pueden.

Si te fijas el modelo de negocio tiene un trabajo inicial fuerte, contactar con los productores, ofrecerles un espacio en tu web y luego tienes que hacer conocida tu página (como si fuera fácil), pero si consigues todo esto al principio, después puede ir en automático, la gente te pide y te paga, tu le pides al productor y el envía a casa del cliente, tu le pagas y vuelta a empezar, “Dropshipping”, y todo eso puedes hacerlo sin moverte de tu casa.

Muchas gracias a Julián y Anna por atendernos y mucho ánimo para seguir creciendo.

“LA VIDA NO TRATA DE ENCONTRARTE A TI MISMO, LA VIDA TRATA DE CREARTE A TI MISMO.” GEORGE BERNARD SHAW