El contrato de trabajo es el tipo de contrato que probablemente se usa más a menudo en el día a día. Consiste en las condiciones del acuerdo entre un trabajador y el empresario que lo contrata y delimitará los servicios que debe prestar el primero bajo la dirección del segundo a cambio de una retribución.

A pesar de que como hemos dicho es uno de los contratos más usados, no es precisamente fácil de entender, por eso en este artículo vamos a darte las claves para que puedas comprender todos sus puntos y algunos modelos por si necesitas plantillas rellenables para crear uno.

Contenidos

¿Qué contenido debe tener un contrato de trabajo?

Según la ley, los contratos de trabajo deben contar con los apartados que vamos a ver a continuación:

  • Datos de la empresa.
  • Datos del trabajador.
  • Fecha de comienzo de la relación laboral y duración.
  • Tipo de contrato.
  • El objeto del contrato, en el que tienen que venir datos como la categoría profesional, las funciones que se vayan a tener que desarrollar dentro de la empresa, etc.
  • Condiciones del trabajo como pueden ser el lugar donde se desempeñará, días y horario.
  • El periodo de prueba.
  • Duración del periodo de vacaciones.
  • Remuneración.
  • Convenio colectivo aplicable.
  • La firma de las dos partes y su posterior presentación en la oficina del SEPE que corresponda.

¿Quién está autorizado a firmar un contrato de trabajo?

Para firmar un contrato de trabajo y poder llegar a un acuerdo por escrito de las labores que se van a desempeñar y en qué condiciones hay que cumplir con los siguientes requisitos:

  • Ser mayor de edad (en España sería a los 18 años).
  • Estar legalmente emancipado en caso de ser menor de edad.
  • Ser mayor de 16 y menor de 18 años en el caso de que los padres o tutores legales lo autoricen.
  • Extranjeros si cumplen con la ley que haya que aplicarles.

¿De qué manera se formaliza el contrato de trabajo?

Hay que saber de qué manera se formaliza el contrato de trabajo, ya que puede ser por escrito y también de palabra. Los dos contratos son legales siempre y cuando cumplan con las condiciones necesarias.

¿En qué situaciones hay que formalizar un contrato de trabajo por escrito?

Hay ocasiones en las que la ley exige que los contratos de trabajo sean por escrito, como pasa en las siguientes situaciones:

  • Contrato en prácticas.
  • Contrato de formación.
  • Contratos por obra y servicio.
  • Contratos a tiempo parcial, fijo, discontinuo y relevo.
  • Contratos a domicilio.
  • Trabajadores que se contraten en España y que estén al servicio de empresas españolas que se encuentren en el extranjero.
  • Contratos por tiempo determinado que sean de una duración superior a cuatro semanas.
  • Cualquiera de las partes interesadas puede pedir en cualquier momento de la relación laboral que el contrato se redacte por escrito.

¿Cuando se produce suspensión en el contrato de trabajo?

A lo largo de una vida laboral se pueden producir situaciones que deriven en una suspensión del contrato de trabajo. Esto para cuando de manera temporal se interrumpe la prestación laboral, pero el contrato continúa en vigor entre el trabajador y la empresa.

Las posibles causas son muchas, las más comunes son las siguientes:

  • Que se produzca de mutuo acuerdo entre el trabajador y la empresa, y por ese mismo motivo no es necesario acudir a ningún órgano judicial para que medie entre las partes.
  • Una excedencia forzosa, que se le debe conceder al trabajador en caso de que se le haya elegido para ejercer un cargo público o funciones sindicales que no le permitan acudir al trabajo. Hay otros tipos de excedencia que también vienen reflejados en la ley.
  • Una incapacidad temporal que suele darse en la mayoría de los casos por enfermedades y accidentes.
    Paternidad, Maternidad, adopción y acogimiento. La duración en este caso no debe ser inferior a un año y son para menores de 6 años o mayores con discapacidad.
  • Riesgo de embarazo, que vamos a ver en más detalle un poco más abajo.
  • Causas económicas, técnicas o de organización.
  • Que se produzca algún riesgo en la lactancia natural de un menor de nueve meses.
  • En los casos en que no exista sentencia firme condenatoria, la privación de libertad del trabajador. Es decir, en los casos en que el trabajador sea detenido por las autoridades o se encuentre en prisión provisional por el dictamen de un juez.
  • Ejercicio del derecho a huelga que es un derecho fundamental reconocido a todos los trabajadores por la Constitución.
  • Caso de fuerza mayor de carácter temporal.
  • Cierre legal de la empresa.
  • Suspensión de empleo y sueldo por parte de la empresa por razones disciplinarias. En los casos en que el trabajador piense que la suspensión no ha sido justa puede recurrir a las instancias competentes.
  • Violencia de género, por la que se puede suspender la actividad por parte del trabajador con una duración inicial máxima de seis meses. Un juez puede estudiar el caso en particular y hacer prórrogas de tres meses hasta llegar a un máximo de 18.

Suspensión del contrato de trabajo por riesgo de embarazo

Es una de las causas de suspensión del contrato más repetidas. En el artículo 26 de la Ley de Prevención de Riesgos Laboral viene reflejado que el contrato se suspenderá siempre y cuando no sea posible el cambio de puesto para adaptarlo y así suprimir el riesgo que exista.

Cuando se produce la suspensión, la trabajadora tiene derecho a una prestación económica por parte de la Seguridad Social durante el periodo. El subsidio equivaldrá al 100% de la base reguladora.

Para certificar la existencia del riesgo, tendrá que emitir un informe el facultativo del centro público de salud que corresponda.

Suspensión del contrato de trabajo por excedencia

Hay varios tipos de excedencia por los que puede producirse una suspensión del contrato de trabajo:

  • Excedencia voluntaria: A esta excedencia tendrán derecho trabajadores que tengan un mínimo de antigüedad de 1 año en la empresa. El plazo no podrá ser inferior a cuatro meses y mayor a 5 años. Para que el trabajador pueda volver a ocupar su puesto de trabajo tendrá que haber una vacante en la empresa.
  • Excedencia forzosa: Para volver al puesto de trabajo habrá que realizar una solicitud de regreso en el mes posterior al cese del cargo público por el que se hubiera producido la excedencia. En este caso el trabajador tiene derecho a la reserva del puesto de trabajo y al cómputo de antigüedad durante el periodo de duración de la excedencia.
  • Excedencia por maternidad: Tendrá una duración máximo de 3 años desde el nacimiento y derecho a la reserva del puesto durante el primer año.
  • Excedencia por cuidado de familiares: Tendrá una duración máxima de dos años y es posible solicitarla para el cuidado de familiares con hasta un segundo grado de consanguinidad que no puedan valerse por sí mismos.

Suspensión del contrato de trabajo por incapacidad temporal

Tendrá una duración máximo de 12 meses que se podrán prorrogar 6 más.

En los casos en que el trabajador sea declarado con “invalidez permanente” la suspensión del trabajo permanecerá durante dos años que empezarán a contar desde la fecha de la resolución de esta invalidez.

Suspensión del contrato por fuerza mayor

Las causas de fuerza mayor son las que no pueden ser predecidas por el hombre y que no se pueden evitar como puede ser por ejemplo un incendio, explosión o algún tipo de catástrofe natural.

Será la autoridad laboral competente la que tendrá que laboral que existe fuerza mayor en ese caso. En el caso de que el convenio colectivo no establezca nada acerca de la autoridad laboral competente los trabajadores no podrán cobrar durante este periodo.

Periodo de pruebas en el contrato de trabajo

Hay una cláusula que se puede añadir al contrato de trabajo de forma optativa y que se debe reflejar por escrito para establecer un periodo de prueba. Para incluir esta cláusula en el contrato de trabajo hay que tener en cuenta las siguientes cuestiones:

El periodo de prueba tendrá una duración máxima que tendrá que venir establecida en el Convenio Colectivo. Para los casos en que no sea así el periodo de prueba no podrá ser mayor a los seis meses en el caso de técnicos titulados o dos meses para los demás trabajadores.

En el tiempo que dure el periodo de prueba el trabajador tendrá los mismos derechos y deberes correspondientes al puesto que desempeñe que cualquier otro miembro de la plantilla.

En el tiempo que dure el periodo de pruebas, cualquiera de las dos partes puede rescindir la relación laboral sin necesidad de tener que alegar ninguna causa y sin previo aviso, a no ser que se haya pactado algo diferente entre las partes previamente.

El periodo de prueba se computa para la antigüedad.

Si el trabajador tiene una situación de incapacidad temporal durante el periodo de prueba, este quedará interrumpido siempre que exista acuerdo entre ambas partes.

En empresas donde la plantilla no supere los 25 trabajadores, el periodo de prueba no podrá ser mayor de tres meses para los trabajadores que no sean técnicos titulados.

En los casos en que el trabajador ya haya desempeñado las mismas funciones en la misma empresa anteriormente, independientemente de el tipo de contrato que tuviera, no se podrá fijar periodo de prueba.

Duración del contrato de trabajo

La duración de un contrato de trabajo es algo que puede cambiar en cada caso. Los contratos pueden ser:

  • Indefinidos: Que sería el equivalente a un trabajo fijo.
  • Duración determinada: Este tipo de trabajo sería el temporal.

Los contratos de trabajo en su base son indefinidos y de jornada completa a no ser que en el mismo se establezcan características diferentes.

Hay normas para los contratos temporales que establecen cuál debe ser la duración mínima y máxima de cada uno de ellos.

Tipos y modelos editables de contratos de trabajo

Hay una gran variedad de contratos de trabajo, cada uno de ellos con sus particularidades y características propias que hay que conocer. A continuación vamos a dejarte una lista de los contratos de trabajo existentes y un modelo de cada uno de ellos.

Contrato de trabajo indefinido

En este tipo de contrato el objetivo que se presten servicios de trabajo retribuido por un tiempo indefinido. Es uno de los más usados, no tiene fecha de fin y los trabajadores lo prefieren por la sensación de estabilidad y las bonificaciones del estado.

El contrato indefinido no tiene requisitos específicos, se puede realizar de manera verbal o escrita y habrá que comunicarlo al Servicio Público de Empleo en los diez días siguientes a su concertación.

En caso de añadirse al contrato periodo de prueba, la duración máxima del mismo vendrá establecida en el Convenio Colectivo que corresponda en cada caso y si no es así, no podrá ser superior a seis meses para los técnicos titulados y dos para el resto de trabajadores. Para empresas que tengan menos de 25 trabajadores este periodo puede llegar a los 3 meses.

Si la duración del contrato supera el año y una de las partes desea extinguirlo tendrá que notificar a la otra parte con una antelación mínima de 15 días. Dependiendo de la causa de la extinción, existirá o no derecho para el trabajador a recibir indemnización.

La retribución deberá ser objeto de acuerdo entre las partes o acogerse a lo que diga el convenio colectivo.

Para temas de cotización se aplicarán las normas generales a no ser que el trabajador esté dentro de algún colectivo protegido, en cuyo caso la empresa podría recibir bonificaciones de la cuota a la Seguridad Social por contingencias comunes.

Modelo de contrato de trabajo indefinido

El SEPE ofrece un modelo de contrato indefinido que puedes descargar y rellenar fácilmente en este enlace:

Modelo de contrato de trabajo indefinido SEPE.

Contrato de trabajo indefinido bonificado

Este contrato sirve para hacer más fácil la colocación estable de trabajadores que están en situación de desempleo y de los que tienen contratos de tipo temporal. Las empresas reciben ayudas en estos momentos por hacer contratos indefinidos. Existen varios tipos de contratos de trabajo indefinidos bonificados, los más importantes son los que vemos a continuación:

Contrato de trabajo indefinido para mujeres desempleadas

Cómo su propio nombre indica, tiene como objeto facilitar el empleo indefinido a mujeres desempleadas. Para poder optar a este tipo de contrato hay que cumplir algunos requisitos por parte de la empresa y del trabajador:

Trabajador
  • Estar situación de legal de desempleo (inscrita en el SEPE) o trabajando en alguna empresa con un contrato a tiempo parcial, siendo la jornada de trabajo menor a un tercio de la jornada a tiempo completo.
  • Haber adoptado en los últimos 24 meses a un niño, ya sea de forma permanente o preadoptiva.
  • Reincorporación al trabajo después de 5 años de inactividad laboral habiendo estado dada de alta como mínimo 3 años en algún registro de la Seguridad Social.
  • La trabajadora no puede ser familiar desde hasta segundo grado de consanguinidad con ningún miembro de la dirección o administración de las sociedades que realicen la contratación. Esto no se tendrá en cuenta para los casos en los que el empleador sea un autónomo que no tenga asalariados y que contrate a un familiar menor de 45 años que no esté habitando en su hogar.
  • Las mujeres que hayan terminado la relación laboral con una empresa en los tres meses anteriores no podrán celebrar este contrato. Si que se podrá celebrar en el caso en que la finalización del contrato haya sido por un despido reconocido o declarado improcedente o colectivo (excepto en el supuesto del artículo 8.2 de la ley 43/2006, de 29 de diciembre, BOE de 30 de diciembre).
Empresa
  • La empresa tiene que tener al corriente todos los pagos tributarios y a la Seguridad Social.
  • No puede tener exclusión de la aplicación de los programas de empleo de acuerdo a lo previsto en el artículo 46 de la Ley 43/2006, de 29 de diciembre BOE de 30 de diciembre.
  • Las empresas que hayan extinguido o estén haciéndolo, por despido declarado o reconocido improcedente o colectivo contratos bonificados que estuvieran amparados en las normativas de fomento del empleo de acuerdo al D. Ley 43/2006, de 29 de diciembre, artículo 6.2 (B.O.E. de 30 de diciembre), estarán excluidas por 12 meses.
  • El contrato hay que realizarlo por escrito y con el modelo oficial de contrato indefinido bonificado.
    Los contratos indefinidos incluidos los fijos discontinuos por los que se vaya a percibir ayuda deberán celebrarse a tiempo completo o tiempo parcial.

Contrato de trabajo indefinido para jóvenes desempleados de 16 a 30 años

Este tipo de contrato tiene como objeto hacer más fácil la contratación indefinida de jóvenes que estén en situación de desempleo y que se encuentre entre 16 y 30 años. Para que se pueda realizar este contrato hay que cumplir con unos requisitos por parte de la empresa y el trabajador que son:

Trabajador
  • Tener una edad entre los 16 y 30 años ambas inclusive.
  • Estar en situación de desempleo o trabajando en otra empresa con un contrato a tiempo parcial, siempre que la jornada sea menor a un tercio de una jornada a tiempo completo confrontable y registrado en el SEPE.
  • El trabajador no puede tener relación de parentesco o afinidad de hasta segundo grado de afinidad con las personas que tengan cargos directivos en los órganos de administración de las sociedades que vayan a contratar. Esta exclusión se anulará en los casos en que el empleador sea un autónomo sin asalariados y contrate a un familiar menor de 45 años que no viva en su hogar ni esté a su cargo.
  • El trabajador no puede haber tenido relación con la empresa contratadora en los últimos 24 meses a la contratación a través de contrato indefinido, o en los últimos seis por contrato de duración determinada o temporal, formativo, sustitución, jubilación o formación.
  • Tampoco pueden tener este contrato personas que hayan finalizado en un plazo de tres meses anteriores a la contratación un contrato indefinido. Esto no se tendrá en cuenta para casos donde esa finalización de contrato haya sido por despido reconocido o declarado improcedente o colectivo.
Empresa
  • Debe estar al tanto de cumplimiento de deberes tributarios y de Seguridad Social.
  • No estar excluida de los beneficios derivados de la aplicación de los programas de empleo previsto en el artículo 46 del R.D. legislativo 5/2000, de 4 de agosto (BOE de 8 de agosto).
  • Las entidades que hayan extinguido o lo estén haciendo por medio de despido declarado o reconocido como improcedente o colectivo contratos bonificados amparados en las normativas de fomento del empleo de acuerdo a D. Ley 43/2006, de 29 de diciembre, artículo 6.2 (B.O.E. de 30 de diciembre), quedarán excluidas durante 12 meses.
  • Este tipo de contrato debe hacerse por escrito y usar el modelo oficial del SEPE. Habrá que comunicarlo al Servicio Público de Empleo Estatal en los 10 días posteriores a su celebración.
  • Este tipo de contrato ya sean indefinidos o fijos discontinuos deben ser a tiempo completo o parcial.

Contrato laboral indefinido para desempleados inscritos sin interrupciones durante 6 o más meses

Con este acuerdo se pretende facilitar el empleo a personas que lleven apuntadas al paro 6 o más meses. Hay que cumplir algunas normas por parte del trabajador y la empresa para poder realizar este tipo de contrato:

Trabajador
  • Estar en situación legal de desempleo o trabajando en otra empresa o institución a tiempo parcial, siempre que la jornada sea menor a un tercio de la jornada a tiempo completo y estar registrado de manera ininterrumpida en el SEPE durante un periodo mínimo de 6 meses.
  • El trabajador no puede tener relación de parentesco o afinidad de hasta segundo grado de afinidad con las personas que tengan cargos directivos en los órganos de administración de las sociedades que vayan a contratar. Esta exclusión se anulará en los casos en que el empleador sea un autónomo sin asalariados y contrate a un familiar menor de 45 años que no viva en su hogar ni esté a su cargo.
  • El trabajador no puede haber tenido relación con la empresa contratadora en los últimos 24 meses a la contratación a través de contrato indefinido, o en los últimos seis por contrato de duración determinada o temporal, formativo, sustitución, jubilación o formación.
  • Tampoco pueden tener este contrato personas que hayan finalizado en un plazo de tres meses anteriores a la contratación un contrato indefinido. Esto no se tendrá en cuenta para casos donde esa finalización de contrato haya sido por despido reconocido o declarado improcedente o colectivo.
Empresa
  • Debe estar al tanto de cumplimiento de deberes tributarios y de Seguridad Social.
  • Este tipo de contrato lo pueden realizar instituciones incluyendo entre estas las sociedades laborales y cooperativas que incorporen a la persona como socio trabajador o de trabajo, si la empresa tiene un régimen de Seguridad Social propio de trabajadores por cuenta ajena, cómo los trabajadores autónomos.
  • No estar excluida de los beneficios derivados de la aplicación de los programas de empleo previsto en el artículo 46 del R.D. legislativo 5/2000, de 4 de agosto (BOE de 8 de agosto).
  • Las entidades que hayan extinguido o lo esten haciendo por medio de despido declarado o reconocido como improcedente o colectivo contratos bonificados amparados en las normativas de fomento del empleo de acuerdo a D. Ley 43/2006, de 29 de diciembre, artículo 6.2 (B.O.E. de 30 de diciembre), quedarán excluidas durante 12 meses.

Contrato laboral indefinido para mayores de 45 años

Este tipo de contrato se ha creado con la finalidad de ayudar a la contratación del colectivo de personas mayores de 45 años. Para poder optar a este tipo de contrato hay que cumplir una serie de requisitos por parte del trabajador y la empresa:

Trabajadores
  • Ser mayor de 45 años.
  • Estar en situación legal de desempleo o trabajando en otra empresa o institución a tiempo parcial, siempre que la jornada sea menor a un tercio de la jornada a tiempo completo y estar registrado de manera ininterrumpida en el SEPE durante un periodo mínimo de 6 meses.
  • El trabajador no puede tener relación de parentesco o afinidad de hasta segundo grado de afinidad con las personas que tengan cargos directivos en los órganos de administración de las sociedades que vayan a contratar. Esta exclusión se anulará en los casos en que el empleador sea un autónomo sin asalariados y contrate a un familiar menor de 45 años que no viva en su hogar ni esté a su cargo.
  • El trabajador no puede haber tenido relación con la empresa contratadora en los últimos 24 meses a la contratación a través de contrato indefinido, o en los últimos seis por contrato de duración determinada o temporal, formativo, sustitución, jubilación o formación.
  • Tampoco pueden tener este contrato personas que hayan finalizado en un plazo de tres meses anteriores a la contratación un contrato indefinido. Esto no se tendrá en cuenta para casos donde esa finalización de contrato haya sido por despido reconocido o declarado improcedente o colectivo.
Empresa
  • Debe estar al tanto de cumplimiento de deberes tributarios y de Seguridad Social.
  • No estar excluida de los beneficios derivados de la aplicación de los programas de empleo previsto en el artículo 46 del R.D. legislativo 5/2000, de 4 de agosto (BOE de 8 de agosto).
  • Las entidades que hayan extinguido o lo esten haciendo por medio de despido declarado o reconocido como improcedente o colectivo contratos bonificados amparados en las normativas de fomento del empleo de acuerdo a D. Ley 43/2006, de 29 de diciembre, artículo 6.2 (B.O.E. de 30 de diciembre), quedarán excluidas durante 12 meses.

Contrato laboral indefinido para desempleados con responsabilidad familiar

Este contrato se puso en marcha para ayudar a incorporarse al mercado laboral a desempleados con responsabilidades familiares, hay que cumplir una serie de requisitos por parte del trabajador y la empresa:

Trabajador
  • Estar en situación legal de desempleo o trabajando en otra empresa o institución a tiempo parcial, siempre que la jornada sea menor a un tercio de la jornada a tiempo completo y estar registrado de manera ininterrumpida en el SEPE durante un periodo mínimo de 6 meses.
  • Los hijos que se tengan a cargo tiene que ser menores de 26 años o discapacitados que no tengan rentas iguales o superiores al Salario Mínimo Interprofesional y que convivan con el trabajador.
  • El trabajador no puede tener relación de parentesco o afinidad de hasta segundo grado de afinidad con las personas que tengan cargos directivos en los órganos de administración de las sociedades que vayan a contratar. Esta exclusión se anulará en los casos en que el empleador sea un autónomo sin asalariados y contrate a un familiar menor de 45 años que no viva en su hogar ni esté a su cargo.
  • El trabajador no puede haber tenido relación con la empresa contratadora en los últimos 24 meses a la contratación a través de contrato indefinido, o en los últimos seis por contrato de duración determinada o temporal, formativo, sustitución, jubilación o formación.
  • Tampoco pueden tener este contrato personas que hayan finalizado en un plazo de tres meses anteriores a la contratación un contrato indefinido. Esto no se tendrá en cuenta para casos donde esa finalización de contrato haya sido por despido reconocido o declarado improcedente o colectivo.
Empresa
  • Debe estar al tanto de cumplimiento de deberes tributarios y de Seguridad Social.
  • No estar excluida de los beneficios derivados de la aplicación de los programas de empleo previsto en el artículo 46 del R.D. legislativo 5/2000, de 4 de agosto (BOE de 8 de agosto).
  • Este tipo de contrato lo pueden realizar instituciones incluyendo entre estas las sociedades laborales y cooperativas que incorporen a la persona como socio trabajador o de trabajo, si la empresa tiene un régimen de Seguridad Social propio de trabajadores por cuenta ajena, cómo los trabajadores autónomos.
  • Las entidades que hayan extinguido o lo están haciendo por medio de despido declarado o reconocido como improcedente o colectivo contratos bonificados amparados en las normativas de fomento del empleo de acuerdo a D. Ley 43/2006, de 29 de diciembre, artículo 6.2 (B.O.E. de 30 de diciembre), quedarán excluidas durante 12 meses.

Contrato indefinido o temporal bonificado

También existen contrato indefinidos o temporales bonificados para los siguientes colectivos:

Contrato de formación

Este tipo de contratos se realizan para que el trabajador pueda adquirir la formación que necesita para realizar el trabajo para el que se le quiere hacer un contrato de otro tipo. Para la formación teórica hay que dedicar un mínimo del 15% de la jornada.

Para los casos en que el trabajador no haya terminado la escolaridad obligatoria, esta formación teórica servirá para completar esa educación.

También se puede cumplir este requisito si se presenta un certificado de la Administración Pública de haber realizar un curso de formación profesional ocupacional que fuera adecuado para este puesto de trabajo.

Este tipo de contratos se pueden realizar para trabajadores que tengan más de 16 años y menos de 21 y que no tengan la titulación suficiente para realizar un contrato en prácticas. Existe un límite de edad de 24 años si el contrato se hace a desempleados que se incorporen como alumnos trabajadores a programas de escuela taller y casas de oficio.

Si los alumnos se incorporan como alumnos trabajadores a Programas de Talleres de Empleo o tienen discapacidad no existirá el límite de edad.

Es la empresa por medio de su convenio colectivo la que debe establecer el número máximo de contratos de formación que pueden realizar y los puestos de trabajo que se pueden cubrir con este tipo de contrato.

Este tipo de contrato no se puede realizar a trabajadores que hayan desempeñado este mismo puesto para la misma empresa con anterioridad por un tiempo superior a 12 meses.

Este tipo de contrato hay que realizarlo por escrito y utilizando el modelo oficial:

Modelo oficial de contrato de formación.

El contrato de formación debe durar un mínimo de 6 meses y un máximo de 2 años, aunque se pueden cambiar las duraciones por convenio colectivo para adaptarlo a las características del oficio que se va a desempeñar y la formación necesaria. En todo caso la duración mínima no puede ser inferior a 6 meses y la máximo nunca superior a 3 años.

Si después del tiempo que se haya acordado el trabajador continuara prestando sus servicios se prorrogará el contrato de manera automática hasta la duración máxima de contrato.

Una vez que la duración máxima finalice ya no se podrá contratar al trabajador bajo este tipo de contrato en la misma empresa. Si después de ese tiempo máximo el trabajador continúa prestando servicios en la empresa, se considerará que su carácter pasa a ser indefinido.

Para extinguir el contrato, si ha durado más de un año, la parte que quiera finalizarlo debe notificar a la otra la intención de finalizar el mismo con 15 días de antelación como mínimo. Hay que entregar por parte de la empresa un certificado al trabajador donde quede constancia de la duración de la formación teórica y nivel de formación práctica adquirida.

El trabajador podrá también solicitar a la Administración Pública que le entregue su certificado de profesionalidad.

Para este tipo de contrato no existe derecho a indemnización derivada por la finalización del contrato.

La retribución será la que venga reflejada en el convenio colectivo correspondiente sin que pueda ser inferior al SMI. A partir del momento de haber realizado el trabajador el curso de formación profesional ocupacional, se aumentará la retribución de manera proporcional al tiempo no dedicado a la formación teórica.

Contrato de trabajo de duración determinada

Este tipo de contrato como su propio nombre indica tiene una duración delimitada en el tiempo. Se suele hacer para realización de obras o servicios.

Se pueden hacer tanto a tiempo completo como tiempo parcial.

Siempre habrá que realizarlo por escrito y dejar bien claro que tipo de contratación se está haciendo y el servicio u obra para el que es objeto, duración y trabajo que se va a desempeñar.

Si se realizan prórrogas habrá que comunicarlo al SEPE en los diez días posteriores a su concertación.

Para extinguirlo hará a través de denuncia previa de cualquiera de las partes cuando finalice la obra o servicio.

En los casos en que el contrato dure más de un año, la parte denunciante deberá notificar a la otra que se termina el acuerdo con una antelación mínimo de 15 días. Si no se hace de esta forma el empresario tendrá que abonar una indemnización laboral que equivaldrá al salario de los días que no se hayan cumplido de ese plazo.

Si ha pasado el tiempo en que se pretendía realizar la obra o servicio y el trabajador sigue trabajando sin que se haya producido denuncia del empresario el contrato se considerará indefinido, excepto si existen documentos que sirvan como prueba del origen temporal de los servicios.

Cuando finalice el contrato el trabajador tendrá derecho a recibir una indemnización de la cantidad equivalente a la parte proporcional de la cantidad que resultaría de otorgar 8 días de salario por año o la que viniera estipulada en la normativa específica en cada caso.

Hay varios tipos de contrato de duración determinada:

  • Contrato de interinidad que se celebre para sustituir al trabajador que esté en situación de excedencia por cuidado de familiares con reducción de cuotas a la Seguridad Social.
  • Contrato de trabajo de interinidad para sustituir a trabajadores en formación por trabajadores beneficiarios de prestaciones por desempleo.
  • Contrato de interinidad para sustituir a trabajadores durante los periodos de descanso por maternidad, adopción, acogimiento, riesgo durante el embarazo, riesgo durante la lactancia natural o suspensión por paternidad.
  • Contrato de trabajo de interinidad para sustituir bajas por incapacidad temporal de trabajadores con discapacidad.
  • Contrato de trabajo de interinidad para sustituir a trabajadoras víctimas de violencia de género.

El modelo de contrato es el siguiente: Modelo de contrato de duración determinada.

Este contrato sirve para ejercer la sustitución de un trabajador de la compañía que haya accedido a la jubilación parcial.

La jubilación parcial es la que se solicita después de 60 años y antes de los 65 y que se compatibiliza con el trabajo a tiempo parcial, con un contrato de relevo a un trabajador desempleado.

Durante este periodo el trabajador que se sustituya cobrará la parte proporcional de la pensión de jubilación y del salario que corresponda con el tiempo parcial desempeñado. Teniendo en cuenta las prestaciones farmacéuticas se considerará la situación de esta persona como de pensionista.

Si necesitas descargar el modelo de contrato de relevo, puedes hacerlo aquí: Modelo de contrato de trabajo de relevo.

Contrato para personas con discapacidad

Estos contratos tienen el objetivo de integrar en el mundo laboral a las personas con discapacidad, para poder realizarlo, hay que cumplir una serie de requisitos por partes del trabajador y de la empresa:

Trabajador
  • Tener un grado de discapacidad reconocida igual o superior al 33% o ser pensionista de la Seguridad Social con la posibilidad de demostrar tener una pensión de incapacidad permanente en los grados de total, absoluta o gran invalidez. También pensionistas de clases pasivas que puedan demostrar una pensión de jubilación o retiro por incapacidad permanente.
  • Estar dado de alta de manera correcta en el SEPE (Servicio Público de Empleo).
  • No se puede haber tenido vinculación con la empresa que lo vaya a contratar por medio de un contrato indefinido, durante los 24 meses anteriores al contrato.
  • No se puede realizar este contrato si el trabajador ha finalizado su relación laboral en caso de ser indefinida en un plazo de 3 meses anteriores a la formalización de este contrato, con la excepción de los que viene reflejado en el artículo 8.2 de la Ley 43/2006, de 29 de diciembre (B,O,E).
Empresa
  • Se pueden solicitar este tipo de trabajadores por parte de entidades que necesiten contratar a estas personas por tiempo indefinido a jornada completa o parcial, y también las cooperativas que ofrezcan trabajo asociado.
  • Las empresas que hayan o estén extinguiendo contratos reconocidos como bonificados por despidos declarados como improcedentes o colectivos, no podrán realizar este tipo de contratos durante un periodo de 12 meses de las bonificaciones establecidas.
  • Este contrato hay que realizarlo por escrito con el modelo oficial y tiene que ser indefinido a tiempo completo o parcial. Tiene que estar acompañado también por una solicitud de alta en el régimen que corresponda a la Seguridad Social y certificado de minusvalía. Hay que comunicarlo al SEPE en un plazo de 10 días posteriores a su realización.
  • La empresa tiene la obligación de mantener la estabilidad laboral de estos trabajadores durante un tiempo nunca inferior a 3 años y si se produce la situación de despido procedente habrá que sustituirlos por otros trabajadores que tengan también discapacidad. También debe estar al tanto de sus compromisos tributarios y con la Seguridad Social.

Contrato para la ejecución de un proyecto de investigación

Para realizar este tipo de contrato el trabajador debe ser investigador o personal científico acreditado y las entidades contratantes deberán ser públicas de investigación, sin fines de lucro que realicen actividades de investigación y desarrollo tecnológico y universidades que reciban ayudas o subvenciones públicas para contratación temporal de personal de investigación, científico o técnico, para desarrollar programas que no se puedan hacer con el personal propio.

Esta actividad se evaluará de manera anual, pudiendo extinguirse el contrato si no se supera la evaluación.

Contrato de sustitución por jubilación anticipada

Estos contratos sirven para poder contratar a trabajadores que se encuentren en situación legal de desempleo y realizar el reemplazo de otros que anticipen su edad regular de jubilación de 65 a 64 años.

Contrato de trabajo a domicilio

Este contrato sirve para los trabajadores que van a desempeñar su labor desde su domicilio, sin necesidad de acudir a instalaciones del contratador. Cualquier tipo de trabajador puede acogerse a este contrato y su duración podrá ser indefinida o por tiempo determinado.

Este tipo de contrato de trabajo hay que realizarlo por escrito y tiene que estar visado por el departamento de empleo donde se debe guardar una copia del mismo.

También habrá que especificar en este contrato el lugar donde se va a desempeñar el trabajo para que se puedan controlar las medidas que se necesitan en seguridad e higiene.

El salario deberá ser el mismo que recibe cualquier otro trabajador del mismo rango profesional.

Contrato de grupo

Este tipo de contrato se acuerda entre el empresario y el jefe de grupo de los trabajadores por lo que no se puede exigir derechos y deberes de un miembro del grupo en concreto.

Este grupo de trabajadores tendrá que ser contratado como una única totalidad y el representante de estos trabajadores que tendrá unas obligaciones, será el citado jefe de grupo.

Contrato fijo-discontinuo

Este tipo de contrato se formaliza para hacer trabajos que no se repitan en fechas ciertas, dentro de los volúmenes de actividad de la empresa.

Derechos del trabajador

Cuando se firma un contrato de trabajo se están aceptando una serie de derechos y también de deberes que hay que conocer y que es necesario además cumplir. Hay que estar informado sobre este tipo de cuestiones para evitar posibles problemas que puedan surgir en el trabajo.

El trabajador tiene derecho a varias cosas cómo:

  • Ocupación efectiva en la jornada de trabajo.
  • Promoción y formación, ascensos, cursos formativos, etc…
  • No sufrir discriminación para acceder a puestos de trabajo.
  • Derecho a la integridad física e intimidad.
  • Recibir de manera puntual la remuneración que se haya acordado.
  • Todos los derechos que vengan reflejados en el contrato.
  • Deberes del trabajador

Cómo hemos comentado, el trabajador tiene derechos para también deberes que debe cumplir:

  • Cumplir con las obligaciones que tenga el puesto de trabajo con buena fe y diligencia.
  • Cumplir las medidas necesarias de seguridad e higiene.
  • Cumplir con las instrucciones y órdenes que de el empresario en su función directiva.
  • No realizar el mismo trabajo para otra empresa que sea de la misma actividad.
  • Contribuir en la medida de lo posible a mejorar la productividad.
  • Todo lo que venga establecido en el contrato de trabajo.

Obligaciones del empresario

Al igual que el trabajador tiene obligaciones, también las tiene el empresario para con el trabajador. Hay que cumplirlas y respetarlas, las principales son:

  • Cuando la relación de trabajo con un empleado sea superior a 4 semanas, se deberá informar al trabajador por escrito sobre elementos esenciales de su contrato y principales condiciones de ejecución de la prestación laboral, siempre y cuando estos elementos no figuren en el contrato de trabajo que se haya formalizado por escrito.
  • También existen obligaciones con los representantes legales de los trabajadores como entregar una copia básica de los contratos que se hayan formalizado por escrito con excepción de los que tengan que ver con relaciones especiales de la alta dirección, para lo que será suficiente con notificación, y también de las prórrogas de estos contratos y denuncias de los mismos. Se tiene para realizar esta entrega hasta 10 días. En la copia básica tienen que venir reflejados todos los datos del contrato sin número de DNI, domicilio, estado civil y cualquier dato que pueda afectar a la identidad personal. Esta copia tendrá que ser enviada al SEPE.Si no existe esta representación legal tendrá que realizar la copia básica y mandarse al SEPE.
  • Las obligaciones que tienen los empresarios con el Servicio Público de empleo son las de comunicar en un plazo de 10 días siguientes a la concertación y en los términos que se determinen en la reglamentación, el contenido de los contrato de trabajo que se realicen o las prórrogas de estos, tanto si deben como si no formalizarse por escrito.
  • Hay que recordar que para que un trabajador pueda ocupar su puesto tiene que existir un contrato, ya que si la persona trabaja sin esta formalidad el empresario se enfrenta a posibles sanciones y multas.