Atraer y retener a empleados con talento es vital para el éxito de cualquier negocio, y ofrecer una compensación competitiva es una de las cosas más importantes que puedes hacer como empleador para hacer que tu negocio sea atractivo para los mejores y más brillantes.
Pero, ¿qué es exactamente un salario competitivo para tu industria y tu área geográfica? Al seguir estos seis pasos aprenderás a pagar a los empleados, a crear el mejor sistema de escalas salariales y a asegurarte de que estás pagando justamente a los trabajadores.

Crear descripciones de trabajo por escrito

Antes de que empieces a pensar en los números, deberías pensar en las personas. ¿Qué funciones necesitas cubrir como empresario para asegurarte de que tu negocio pueda funcionar en el día a día? Recopilar una lista de puestos de trabajo, desde el nivel inicial hasta la gerencia, y para empleados a tiempo completo y a tiempo parcial. En esta etapa temprana, no debes limitar tu pensamiento basado en lo que puedes pagar. En su lugar, planifica tu equipo ideal para que puedas asegurarte de que estás cubriendo todas las bases. Una vez que este escenario del mejor de los casos esté en su sitio, podrás tomar acción de una manera que sea financieramente factible.

Cuando hayas hecho una lista de todos los empleados, como empresario, tendrás que crear descripciones detalladas para cada puesto de trabajo. Las descripciones de los puestos de trabajo deben explicar las tareas de las que es responsable la persona, quién supervisa a la persona en el puesto, qué horas se requieren, quién trabaja directamente con la persona en el puesto y qué calificaciones son obligatorias y deseables para el mismo. Convierte estas descripciones de trabajo en tu visión ideal del puesto. ¿Qué tipo de experiencia, entrenamiento, habilidades y educación tendría la persona perfecta?

Hacer una investigación

En cuanto tengas descripciones claras de cada empleo, podrás empezar a investigar lo que otras empresas de tu sector están pagando por ese tipo de puestos. Las tres mejores maneras de investigar los salarios incluyen:

Fuentes expertas

Para empezar, recomendamos aprovechar la información que se puede encontrar en los sitios web del gobierno. Tiende a ser el más confiable y es un gran punto de partida para análisis posteriores.

El Ministerio de Trabajo de tu país también debería ofrecer estadísticas de salarios ocupacionales para las áreas metropolitanas y rurales. En muchos casos, esta información es aún más relevante ya que, el salario y el coste de la vida tienden a ser muy localizados. Por ejemplo, una empresa con domicilio social en la ciudad de Madrid va a tener que pagar a sus empleados un salario más alto que una empresa con domicilio social en una zona más rural, porque el coste de vida es más alto.

Anuncios y Sitios de Empleo

La lectura de los anuncios de búsqueda de empleo impresos y la comprobación de los anuncios de trabajo en los sitios de internet te darán una idea de lo que tus competidores ofrecen a los mismos tipos de empleados a los que te diriges. Estos pueden ser particularmente útiles si operas en una industria competitiva, o si estás en un lugar con una reserva limitada de talento. La competencia puede ser feroz, por lo que entender lo que otros empleadores en la zona están ofreciendo puede darte la visión que necesitas para armar un mejor sistema de compensación.

Sitios web no gubernamentales

Los sitios web de asociaciones profesionales, periódicos y revistas, así como los sitios de referencia, también pueden proporcionar información sobre los salarios en vigor para diversos empleos. También hay empresas que se especializan en recopilar datos de salarios entre industrias y regiones, y luego ponerlos a disposición tanto de los trabajadores como de los empleadores.

Decidir el tipo de remuneración

Para cada puesto, tendrás que decidir si se debe ofrecer a los empleados un salario por hora o un salario anual. Por lo general, en los trabajos en los que el tiempo que un empleado pasa en el lugar es vital para el éxito del negocio, se le debe pagar por hora.
Por ejemplo, se necesitan suficientes camareros presentes en cualquier momento para atender a los clientes o un auxiliar administrativo en el sitio durante las horas hábiles cruciales para manejar las tareas de tu empresa.

Por otra parte, los empleados cuyos conocimientos y habilidades son vitales para el puesto, y que requieren capacitación y educación especializada, a menudo reciben un salario anual. Como ejemplos cabe citar a los gerentes y profesionales, así como a los contables y abogados. Recuerda que las comisiones de ventas, propinas, pago de horas extras y bonos también pueden jugar un papel en la compensación del trabajador y ser utilizados para recompensar el mejor desempeño.

También es posible que decidas trabajar con un consultor o trabajador independiente para algunas funciones. Estos tipos de trabajadores son típicamente pagados como empleados por hora, pero tienden a exigir una tarifa por hora más alta. Esto se debe a que a diferencia de los empleados asalariados, estos trabajadores no reciben ningún beneficio extra. Ellos son responsables de proporcionar el suyo propio, y por lo tanto su tarifa por hora por lo general tiene un cargo por esto, así como otras responsabilidades como cubrir sus bajas etc.

Establecer un presupuesto

Si aún no tienes una parte de tu presupuesto operativo reservado para tu nómina, tendrás que hacerlo antes de empezar a crear escalas. En el momento de establecer un presupuesto, es fundamental que te tomes el tiempo para entender tus finanzas actuales, así como tus proyecciones de crecimiento. Esto puede ayudarte a determinar la cantidad exacta que necesitas apartar para el pago de tu salario. A grandes rasgos, la mayoría de los expertos recomiendan que entre el 18 y el 52 por ciento de tu presupuesto operativo se destine a salarios.

Esto podría parecer obvio, pero otra parte vital de la planificación de tu presupuesto, es asegurarte de que puedas cumplir sistemáticamente con tu nómina. Cuando acabas de empezar tu negocio, es bastante normal para el fundador o fundadores no cobrar un salario hasta que el negocio esté equilibrado o sea rentable. Lo mismo no puede decirse de cualquier empleado que se necesite para poner en marcha la empresa.

En la fase inicial de las empresas de tecnología, puede ser común que los empleados fundadores trabajen por una participación accionaria, pero en el mundo de la venta al por menor y la restauración, eso no es común. No hay excusa para no recibir la nómina o para intentar compensar a los empleados con algo que no sea dinero. Los empleados merecen recibir una compensación justa y puntual por las horas que trabajan, así que no olvides la nómina. Puede dañar gravemente tu reputación, dificultando la contratación de nuevo personal, la obtención de un préstamo o la búsqueda de posibles socios comerciales en el futuro.

Crear una escala

Utilizando la investigación que has recogido, crea un salario anual mínimo y máximo o una tarifa por hora para cada puesto. No pienses en tu presupuesto la primera vez que crees tus balances. Utiliza la información recopilada y crea una escala ideal. Luego, retrocede, suma el coste total de lo que estarías pagando si el salario y las horas trabajadas de todos los empleados estuvieran en lo más alto de tu escala.

Si esto parece poco realista para tu negocio basado en el presupuesto que ya has creado, entonces tendrás que retroceder y reajustar. Este paso puede llevar mucho tiempo. Puede que necesites ajustarte y reajustarte varias veces, pero es mejor que te pongas a trabajar ahora y no esperes hasta más tarde y te encuentres en una situación con empleados a los que pagar y sin dinero para hacerlo.

Al crear su escala salarial, es importante que se piense más allá del salario, el rendimiento y las horas trabajadas. Por ejemplo, es posible que también quieras tener en cuenta beneficios como el seguro médico privado, el tiempo libre pagado y el pago de horas extras en la remuneración o salario que ofreces a cada empleado. Para ser competitivo con otros empresarios en tu área, también debes asegurarte de que la compensación que ofreces por cada período de pago sea lo suficientemente alta después de las deducciones, como el seguro social, la retención del impuesto sobre la renta y cualquier otro impuesto o tasa que tus empleados estén obligados a pagar por ley.

Evaluar candidatos

Una vez que tus escalas salariales estén terminadas, estarás listo para comenzar a evaluar a los empleados reales para establecer una compensación justa. Usa la descripción de las funciones como guía. ¿Cómo se ajusta la persona a tu visión ideal de quién trabajaría en un puesto en particular? Si es exactamente lo que esperabas, ubica su salario a un nivel más alto en la escala. Una persona que cuenta con cerca de la mitad de lo que imaginamos debe quedar en la parte media, mientras que una persona que no sea la ideal estaría en la parte inferior.

Cuando se hayan determinado los salarios, es necesario volver a revisarlos anualmente para asegurarse de que se proporcionen aumentos salariales justos para recompensar el desempeño y mantenerse al día con la tasa de inflación. No veas la remuneración de los empleados como algo inamovible. Mantenerse flexible y adaptarse según sea necesario te ayudará a retener a tus mejores empleados y a seguir atrayendo talentos.

Esperamos que esta breve guía sobre cómo pagar a los empleados te ayude a superar cualquier temor, duda o pregunta que puedas tener sobre cómo pagar a tus trabajadores.