Jack Ma es un empresario de china que fundó una empresa que seguramente te suene, su nombre es Alibaba Group. Ha sido el primer empresario chino en aparecer en la revista Forbes y se le considera como el chino más rico del mundo (con todos los que hay, no es moco de pavo).

El siempre ha contado que tuvo que pasar por muchos fracasos antes de montar esta empresa tan exitosa, de hecho, le subestimaron en sus estudios y en muchos trabajos, tratandole prácticamente de tonto, y siempre ha defendido que hay que mantenerse fuerte y seguir insistiendo. Como nos gusta contarte en nuestra web siempre que tenemos oportunidad, la clave de todo y lo que marca realmente la diferencia es la persistencia y Jack Ma, es un claro ejemplo de ello.

En este momento tiene 53 años y su fortuna se estima en aproximadamente 39,2 millones de dólares. A el le gusta decir que hace no tanto años, ganaba 12 dolares al mes ejerciendo como profesor de inglés, pero que era igual de feliz que ahora.

Por todos estos motivos, vamos a ver los fracasos que tuvo que superar este hombre de orígenes humildes, que ha llegado a ser el más rico de China.

No se dio por vencido cuando le iba mal en la escuela

La realidad es que los estudios no eran el fuerte de Jack Ma, de hecho ni siquiera consiguió el nivel suficiente para estudiar la secundaria. Tuvo que repetir dos cursos en primaria y después intento acceder a varias universidades donde siempre le rechazaron.

Esto es algo que aunque te parezca mentira le ha ocurrido a otros grandes genios de la historia como Albert Einstein, Winston Churchill o Abraham Lincoln entre otros, que no tuvieron buenas experiencias con los estudios.

Acertó 1 pregunta en un examen que tenia120 de acceso a la universidad

Todo el mundo puede suspender un examen, pero piensa que el acertó 1 sola pregunta de 120… Es difícil hasta por probabilidades. El mismo ha dicho que no es nada bueno con las matemáticas ni siquiera hoy en día, pero a la vista está que no es necesario para convertirse en millonario desde lo más bajo.

Le rechazaron 10 veces en la universidad de Harvard

Que le hayan rechazado 10 veces es un dato que llama la atención, pero si hay algo más importante todavía es que fuera capaz de ir esas 10 veces a intentarlo. Cómo siempre recordamos, la persistencia es la clave del éxito, intentarlo sin parar hasta conseguir el objetivo.

Le rechazaron en 30 trabajos y siguió siendo feliz

Explica en varias entrevistas como intento trabajar en más de 30 empresas y en todas y cada una de ellas le rechazaron, pero a pesar de eso, el siguió siendo optimista e intentando conseguir lo que quería.

Fue el único de 24 entrevistados para un KFC en ser rechazado

En un proceso de selección para el restaurante de comida rápida KFC, se presentaron 24 candidatos entre los que se encontraba Jack Ma. Contrataron a los otros 23 y a el le rechazaron por ser demasiado bajo y tener poco atractivo físico.

Jack tiene una esposa desde mucho antes de ser rico llamada Zhang Ying que asegura que hace cosas geniales que muchos hombres atractivos no pueden hacer.

No consiguió la inversión necesaria para Alibaba en Sillicon Valley

En este momento Alibaba es una compañía muy exitosa y una de las que más facturan a nivel mundial, pero en sus tres primeros años de vida no dio ganancias. Después empezó a crecer a un ritmo vertiginoso en la época de la burbuja de los punto com, pero no pudieron controlarlo de forma adecuada y estuvo en bancarrota durante 18 meses.

Jack suele llamar a Alibaba “Mis 1001 errores” de forma cariñosa.

Le restó valor a sus 18 socios iniciales

Estos socios fueron los que le inyectaron los primeros 60.000$ y les dijo que nunca podrían llegar a ser ejecutivos en la compañía porque quería contratar a un profesional para cada perfil. Ahora siempre cuenta que se arrepiente porque hay que dar todo el valor posible al equipo humano que siempre te ha acompañado y apoyado, y hay cosas que enseña la experiencia y que van en la actitud de las personas, no en los conocimientos.

La historia de Jack Ma impresiona, pero no por su dinero, ni porque haya creado esa gran empresa, sino por lo persistente que ha llegado a ser y que sigue siendo hoy en día. Es un ejemplo a seguir y queremos acabar con una frase suya que resume todo lo que hemos hablado en este artículo.

“Siempre tendrás una oportunidad de triunfar si no te rindes. Darse por vencido es la mayor de las derrotas”.