Nails Factory es una franquicia que está especializada en las uñas, tanto en su cuidado como en decoración de las mismas. Esta actividad es una de las que tienen una rentabilidad más alta dentro del sector de la belleza y estética.

Todo comenzó porque su fundadora, Yolanda Beltrán, pudo observar que en el mercado internacional existía una gran presencia de este tipo de centros que se dedicaban al cuidado y decoración de las uñas de pies y manos y quiso crear un negocio así en España.

Además de ser un sector rentable, la inversión que hay que realizar no es muy alta, por lo que se convierte en una buena oportunidad de negocio.

El truco para que estas franquicias funcionen tan bien, es que se sitúan en puntos de mucha afluencia de publico que puede estar interesado en el servicio, como pueden ser los centros comerciales o locales que estén en zonas principales de las ciudades.

La empresa se creó en 2007 y desde entonces están ofreciendo un servicio altamente profesional, para el que se cuenta con equipo que tiene formación y se intenta mantener motivado al personal con distintos métodos.

Otra de las cosas que suelen hacer que el público se decante por Nails Factory es que los servicios son personalizados y profesionales pero los costes son asumibles para todos los bolsillos.

Si estas interesado en su franquicia, tienes que tener en cuenta que llevan trabajando en este sector más de 15 años y han abierto también más de 100 franquicias, por lo que han ido depurando fallos hasta llegar a este punto en el que prácticamente todos los negocios que abren con ellos obtienen buenos números de rentabilidad.

Tienen también un departamento de investigación en su central que se dedica a investigar nuevos tratamientos y servicios o productos que se pueden ofrecer a los clientes.

Los productos son suministrados por la propia empresa, para que tengas todo lo que necesitas para llevar a cabo la actividad, son de una gran calidad, marca propia y los precios son excelentes. Además disponen de una linea de productos que se pueden vender al publico para aumentar aún más tus ventas como franquiciado.

La imagen de marca es actual y enfocada totalmente a la venta, viene todo incluido ya que lo hace también un equipo de creativos en la central de la compañía.

El software para llevar la gestión del negocio es propio de las franquicias de Nails Factory, te permite llevar una gestión integral de tu negocio y además podrás acceder a tus números y estadísticas desde cualquier lugar del mundo con su sistema de acceso remoto.

En el mismo momento en que se entra a formar parte del negocio como franquiciado, se da de alta el negocio en la página web de la central y se asigna un correo electrónico corporativo.

También se llevan a cabo acciones publicitarias en redes sociales de las que tu franquicia también obtendrá beneficios.

Además la atención al franquiciado es muy buena y constante para solventar dudas y fallos que se puedan producir en el camino.

En este momento existen más de 120 franquiciados, y hay 3 locales propios. El espacio aproximado que se requiere es de 7m2 y la población recomendada es a partir de 50.000 habitantes. El contrato es de 5 años renovables a otros 5 de manera automática.

La inversión inicial es de 22.900€, en ese dinero va incluido todo, el canon de entrada que supone 7.000€, el royalty que supondría 300€ y el de publicidad que son 125€/mes.