Es importante conocer los tipos de clientes que existen para cualquier empresa, ya que no se puede tratar a todo el mundo igual, y en este mundo que cada vez es más competitivo, estamos obligados a diseñar estrategias lo más personalizadas posibles para los perfiles que interactúan con nuestra marca.

El reto es grande, pero no te preocupes, lo más importante es la identificación y después tomar medidas, por eso vamos a darte una lista de los 7 tipos de clientes más comunes con los que nos solemos encontrar, ordenados por su nivel de lealtad:

  1. Apóstoles. Estos clientes son los ideales, ya que están completamente enamorados de la empresa. Esta manera de ser hace que lo más probable es que estén a nuestro lado en las acciones o productos que ofrezcamos en el presente y en el futuro. Otra cosa muy buena que tienen es que son buenos prescriptores nuestros y hablan a las personas sobre las que tienen influencia de nuestros productos, llegando a recomendarlos con entusiasmo.
  2. Leales. Son algo parecido a los apóstoles pero no tienen una implicación tan grande. Bajan un poco el compromiso.
  3. Terroristas. Es muy probable que no los tengamos como clientes en el futuro. Han tenido algún tipo de mala experiencia y no paran de contarla en todos los foros en los que lo ven oportuno.
  4. Potencialmente desertores. Al igual que pasaba más arriba, estos clientes son parecidos a los terroristas pero con menos intensidad.
  5. Indiferentes. Son los clientes que se muestran neutros ante nuestro producto o servicio como su propio nombre indica. Es difícil provocar estímulos en ellos.
  6. Rehenes. Estos clientes permanecen con la marca aunque no estén contentos con ella. Es algo muy común en mercados en los que existe casi el monopolio o en los que las migraciones a otros servicios son muy costosas y/o complicadas.
  7. Mercenarios. Es fácil enamorarlos pero muy difícil que sean fieles al producto. Suelen aparecer en sectores en los que manda el precio u otras características de beneficio. Entre los mercenarios hay tres tipos:
    1. Switchers. Se mueven entre pocas marcas que les gustan y van cambiando de una a otra en función de promociones.
    2. Negociadores. También cambian a menudo de marca pero su abanico es más amplio.
    3. Sensibles al precio. Les da lo mismo cual sea la marca, no se identifican con ninguna, solamente van buscando el mejor precio de manera  constante.

¿Has visto algunos patrones que se repiten en tus clientes?, ¿Hay algún tipo de cliente más con el que te hayas encontrado?. Cuéntanos todo lo que quieras en los comentarios para que podamos debatir.