¿Qué negocios montar en pueblos pequeños?

Muchas veces cometemos el error de pensar que por el hecho de montar un negocio en una localidad con muchos habitantes tenemos más opciones de éxito, pero eso no siempre es así, es posible montar negocios en un pueblo pequeño y que ofrezcan la misma rentabilidad o más que en cualquier otro lugar.

Lo primero que tenemos que hacer es darnos cuenta de la situación en la que nos encontramos y empezar a actuar en consecuencia, está totalmente claro que al haber menos habitantes vamos a tener menos posibles clientes, pero también tenemos menos competencia y si identificamos una necesidad que hay en esa población, podemos posicionarnos y ganar incluso más dinero que si estuviéramos compitiendo por un mercado más grande en otro lugar.

Negocios para pueblos pequeños

Lo bueno que tiene establecer el primero un negocio en una de estas pequeñas localidades es la fidelidad, te puedo asegurar que si hay por ejemplo una tienda de productos de alimentación en un pueblo que lleva años allí, no tienes nada que hacer si abres otra, porque no hay mercado suficiente para los dos y la gente va a seguir siendo fiel al anterior.

Por lo tanto lo que tienes que hacer es ver lo que ocurre en ese lugar, las cosas que hay y las cosas que faltan, es prácticamente seguro que la gente se está desplazando a localidades anexas para obtener algunos tipos de servicios o para comprar productos que no pueden encontrar allí mismo y es justo ahí, donde tienes la oportunidad de negocio.

También deberías de estudiar el tipo de personas que viven de manera mayoritaria en un pueblo. No es lo mismo uno de esos pueblos antiguos con gente que lleva viviendo allí toda la vida sin prácticamente salir, que una ciudad dormitorio donde la gente solo va a pasar la noche y al día siguiente viajan a la ciudad para llevar a cabo su jornada de trabajo.

Y ahora… ¿Qué idea de negocio tienes para un pueblo pequeño?

¡Estoy orgulloso de mi pueblo!, este es uno de los primeros consejos que podemos darte, a la gente le gusta su pueblo, hablan de él cuando salen fuera, lo echan de menos cuando se van, lo quieren de verdad, porque han tenido historias preciosas en él y las recuerdan con cariño, es por eso que puede ser una buena idea crear un negocio en el que se trabajen cosas clásicas de la localidad, productos locales, objetos personalizados con la imagen del lugar etc… Esto se puede aprovechar también en épocas de vacaciones, cuando la gente que ha emigrado vuelve para pasar unos días de vacaciones.

En el caso de que en ese pueblo haya algún tipo de vestimenta tradicional como pasa en varias comunidades autónomas, también puedes aprovecharlo para incluirlo en tu stock.

Hacerse fotógrafo en un pueblo pequeño, también puede ser una gran idea, ya que no solamente vas a poder aprovechar ocasiones como fiestas, o fotos necesarias para carnets etc… , también en épocas de menos trabajo puedes hacer fotos del pueblo para promocionarlo y venderlas para póster, postales etc…

En estos tiempos que corren en los que el estrés nos invade y no paramos de mirar los teléfonos, también puedes aprovechar para organizar un campamento de verano familiar, para volver a conectar con lo básico.

La comida típica y los productos orgánicos, pueden ser otro gran filón. La mayoría de las personas que visitan sitios en sus vacaciones quieren probar la gastronomía típica de la ciudad, y por otra parte como ya hemos hablado antes, la gente que vuelve y que es autóctona del lugar, disfruta comiendo productos que le traen buenos recuerdos. Además si en el pueblo se cultivan y trabajan en general productos orgánicos, se puede combinar con su venta ya que cada vez estamos más comprometidos con la salud y la calidad de lo que comemos.

Otro concepto que se oye mucho últimamente es el del Eco turismo, que no es otra cosa que ofrecer actividades en parajes espectaculares y naturales, como pueden ser, actividades de navegación, pesca, escalada, trekking y un largo etc…

Si en el pueblo se trabaja mucho la agricultura, puedes vender los productos que hacen falta para estos menesteres, abonos, piensos para animales, herramientas, etc…

No podemos pasar por alto un clásico, un bar, como vamos a dejar en España un pueblo sin bar, si no lo hay o piensas después de realizar un estudio, que puede haber cabida para varios, ya sabes que es un negocio seguro si lo tratas correctamente.

Para esto hace falta tener un título, pero puede que te hayamos pillado en el momento oportuno para estudiar, y una cosa muy necesaria en todas partes es un dentista, por lo que si tienes la oportunidad y te surge la vocación, estamos seguros que de qué va a ser rentable.

Al igual que en el caso anterior, si te ves con ganas de estudiar, un veterinario es una buena opción, no solo por las mascotas sino también por los animales que se usan para el campo o para el disfrute, es muy común ver por ejemplo ganaderías de caballos etc…

Si el negocio de la construcción se está reactivando, y ves que se vuelven a levantar edificaciones o que se empiezan a arreglar las deterioradas, también puede ser un buen negocio vender productos necesarios para ello, como el cemento, herramientas, etc… Evitando así a los profesionales tener que desplazarse a los almacenes que hay en los polígonos industriales de las grandes ciudades.

Otra idea para negocios en pueblos pequeños puede ser el de servicio de jardinería, ya que hay personas mayores que ya no pueden cuidar toda la fauna que tienen en sus casas después de años. También hay personas que tienen casas que solo visitan en vacaciones como ya hemos hablado y que quieren que se las tengan bien cuidadas para cuando ellos lleguen, y otras opciones más que seguro que se nos escapan aquí, si buscas un poco, seguro que encuentras oportunidad de negocio en esto.

La mensajería tampoco llega a algunos pueblos, te puedes encargar de traer paquetes de otras localidades más grandes anexas y también de realizar envíos entre las mismas personas del pueblo.

Montar negocio en un puebloPor supuesto, los negocios online, si vives de Internet, te puedes ir a cualquier pueblo y estar muy cómodo, disfrutando las ventajas de estas localidades y con unos ingresos bastante buenos para un lugar como estos. Esto puedes hacerlo de varias maneras, sin utilizar los recursos del pueblo, por ejemplo montando webs que den dinero con publicidad o aprovechándolos, vendiendo por ejemplo productos online.

Otra cosa interesante puede ser una armería, ya que hay muchos pueblos donde se practica la caza, puedes vender productos de pesca y de caza a todos los habitantes, que además van a ser clientes fieles.

Algo más que se puede necesitar según el volumen de la localidad es un con pequeño concesionario de coches de ocasión, también seguramente orientado a vehículos que sirvan para el campo, remolques, tractores etc… y anidando con esto si eres un manitas puedes montar un taller mecánico, tanto para la mecánica habitual de los turismos como para la maquinaria del campo.

Si el volumen del pueblo es un poco más elevado puede que hagan falta algunos servicios relacionados con la salud como fisioterapia, óptica o temas relacionados con la audición que también puedes trabajar, ortopedias, etc… que también puedes trabajar.

Los viveros son una buena opción también, para hacer cultivos controlados durante todo el año y poder exportar los productos de calidad a otras localidades más grandes.

También puedes pensar en el tema del cuidado de mayores, muchas veces la población de los pueblos pequeños está bastante envejecida y por temas de trabajo, los hijos o familiares más cercanos de estas personas que pueden hacerse cargo de ellos, viven lejos, por lo que te puedes dedicar a realizar cuidados a particulares o en caso de que la demanda sea alta, incluso llegar a montar una residencia de ancianos.

Parece mentira, pero la peluquería y los servicios de estética son algo que todavía no hemos nombrado y que sin duda son necesarios, para el día a día y también para eventos especiales, como bodas, bautizos y comuniones.

Un gimnasio, es otra de las opciones que puedes barajar, tanto para gente que quiera practicar fitness y musculación como para gimnasia de mantenimiento o actividades deportivas, tienes que adaptar el modelo al volumen de personas que haya en la localidad. Además puedes añadir la venta de productos deportivos al negocio.

Ropa y joyería, por el mismo tema que ya hemos comentado, la gente tiene que desplazarse en coche u otros medios a lugares más grandes para comprar estos artículos y si se los acercamos, con productos textiles básicos por ejemplo, vamos a tener una venta continua.

Otras opciones y consejos finales

Otra opción por la que puedes optar es montar alguna franquicia, en nuestra misma web tienes varias que puedes analizar para ver si alguna te conviene, en todo caso, hagas lo que hagas, como consejos finales podemos decir que:

  • Sobre todo tienes que hacer un trabajo excelente, en una gran ciudad, si tienes un buen sitio puede que no pare de llegar clientela constantemente por el turismo etc, pero sin embargo en un pueblo tienes que ganarte a la gente con el boca a boca.
  • A no ser que veas que hay una demanda muy grande en el pueblo, no repitas un negocio que ya exista, ya que la gente suele ser fiel a la persona que lleva comprandole años y que además es su vecino y probablemente amigo con el que ha compartido muchos momentos además de los estrictamente comerciales.
  • Cuando tengas controlado el municipio, trata de moverte un poco para abarcar más mercado y así crecer poco a poco a nivel provincial.
  • Antes de hacer nada, haz un buen estudio de mercado, habla con el ayuntamiento, con la cámara de comercio, incluso con los propios vecinos y sondea lo que pueden llegar a necesitar y si realmente hay un buen número de clientes potenciales de tu negocio.

Esperamos que estos consejos te hayan sido de ayuda, y si quieres aportar algo o tienes alguna duda, te invitamos a que lo hagas un poco más abajo, en la caja de comentarios.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *