Todo comenzó de la mano de Ángel Fernández y Ricardo J. González, que por si tienes dudas NO son periodistas, creando Jot Down que al principio era una publicación online. Ahora también tienen versión en papel y el apoyo del diario El País.

El contenido que tienen es de mucha calidad y sus números cada vez crecen más, me parecía un caso interesantísimo para traértelo y he tenido la suerte de poder hacerles unas preguntas. Sin más preámbulos…:

¿Qué es exactamente Jot Down?: “Jot Down es una revista cultural con versión digital e impresa.”

¿Cómo funciona?: “Como cualquier otra empresa. A nivel ejecutivo funcionamos jerárquicamente y a nivel distributivo como una cooperativa. Tenemos unas oficinas donde está la administración y la logística y las personas que forman el resto de los departamentos desde la redacción a la dirección comercial o la de marketing trabajan desde casa sin horarios fijos.”

¿Cuando se fundó?: “Empezamos con la versión digital en mayo de 2011”

¿Cómo surgió la idea?: “La idea surgió en un foro de internet en el que un grupo de amigos polemizábamos sobre temas diversos. Alguien de los participantes pensó que sería buena idea compartir públicamente los textos que escribíamos.”

Habladme un poco sobre los fundadores: “Los fundadores trabajamos en diferentes ámbitos empresariales, filólogos, abogados, informáticos, etc… Cuando empezamos cada uno tenía una trayectoria profesional diferente en cada sector propio y ahora hemos acabado todos convergiendo en el mundo periodístico y editorial.”

¿Cuántas personas forman el equipo?: “En este momento somos 20 trabajadores fijos, tres autónomos dependientes y unos cien colaboradores habituales.”

¿Alguna anécdota?: “Siempre se pensó que éramos parte del grupo PRISA y nos hacía mucha gracia. Desde septiembre del año pasado colaboramos con El País y cualquier día nos integramos en el grupo.”

¿Competencia?: “Tenemos un producto atípico que se comercializa de forma atípica. De forma clara y directa no tenemos competencia. Hay otros medios con modelos de negocio y línea editorial en la que podemos encontrar puntos en común al nuestro como Yorokobu, El estado mental o Canino magazine. Con ellos compartimos lectores con lo que es difícil pensar en que son competidores al estilo tradicional.”

¿Nos podéis hablar un poco de vuestro negocio en líneas generales?: “La comunidad la generamos con la página web. Luego producimos y comercializamos productos editoriales. También trabajamos para terceros generando contenido.”

¿Es un negocio rentable?: “Más que rentable es viable. Podemos pagar las nóminas, a los proveedores y los impuestos, poco más.”

¿Cómo funciona lo de formar parte de El País?: “Pues muy bien, es un win-win. Nosotros conseguimos más alcance y visibilidad y ellos comercializan un producto rentable que les da prestigio.”

¿Habéis usado alguna técnica para daros a conocer?: “Básicamente las redes sociales. En este orden: Meneame, Twitter y Facebook.”

¿Cómo habéis montado la web?: “Es un WordPress con una plantilla de WPZoom que hemos tuneado un poco.”

ESTAMOS EN 1.000.000 DE USUARIOS ÚNICOS Y 2.000.000 DE VISITAS. EN TWITTER Y FB TENEMOS ALREDEDOR DE 200.000 SEGUIDORES.

¿Dinero invertido?: “Empezamos invirtiendo 30.000€.”

¿Financiación?: “Tenemos como norma fundacional no pedir financiación externa a entidades bancarias. Tenemos la figura de socio cuentapartícipe que es un amigo inversor que participa en los beneficios de forma proporcional. Hay unos 50 que han aportado 150.000€ a la empresa con lo que obtenemos toda la liquidez necesaria.”

¿Consejos para el futuro emprendedor?: “Que cuenten siempre en el proyecto que lancen con una persona de confianza con conocimientos contables y de administración y otra con conocimientos informáticos.”

Aquí lo tienes, un magazine de calidad que fue fundado por dos personas que no se dedicaban al periodismo, con estilo propio, ese blanco y negro en la portada que les caracteriza, artículos de calidad sobre diversos temas que llegan a tener hasta 12.000 palabras. Una joya online y ahora también offline en la que merece la pena fijarse.

“ESTÁ BIEN CELEBRAR EL ÉXITO, PERO ES MÁS IMPORTANTE PRESTAR ATENCIÓN A LAS LECCIONES DEL FRACASO.” BILL GATES