El subsidio para mayores de 55 años es una ayuda que está dentro del marco designado para proteger del desempleo y es gestionado directamente por el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal). Está destinado a mayores de 55 años que puedan acreditar no tener suficientes ingresos. Anteriormente esta prestación era para mayores de 52 años.

Esta ayuda tiene algo diferente al resto y es que además de de recibirse la cantidad económica correspondiente, se ingresarán también las cotizaciones a la Seguridad Social hasta el momento de la jubilación, porque si, esta ayuda se mantiene hasta el momento en que la persona llegue a la edad de jubilación siempre y cuando mantenga las condiciones aptas hasta ese momento. El SEPE o el Instituto Social de la Marina ingresarán en la Seguridad Social las cotizaciones para la pensión de jubilación.

Puede darse el caso también de que el solicitante no reúna las cotizaciones suficientes para poder acceder a la jubilación, en ese caso se podrá adherir a un Convenio Especial con la Seguridad Social que le permitirá completar esas cotizaciones.

Requisitos para cobrar el subsidio para mayores de 55 años

Para poder acceder a esta ayuda hay que ser mayor de 55 años y estar en situación legal de desempleo, es decir en el paro. También se debe haber agotado la prestación contributiva o el subsidio por desempleo y haber cotizado un mínimo de 6 años a lo largo de toda la vida laboral.

Además de esto hay que cumplir con lo siguiente:

  • Durante el tiempo que se esté percibiendo el subsidio hay que estar apuntando al paro y sellar en las fechas que se indiquen.
  • Hay que firmar el compromiso de actividad.
  • No se pueden tener rentas que superen el 75% del Salario Mínimo Interprofesional. Para cumplir con esto hay que sumar las rentas de todos los miembros de la unidad familiar y dividirla entre todos los integrantes, y que el resultado sea menor al 75%.

Estos requisitos que acabamos de nombrar se tienen que mantener durante todo el tiempo que se esté cobrando el subsidio.

Además de estos, hay unos requisitos específicos que también hay que cumplir:

  • Se tienen que tener 55 años en el momento en que se termine el subsidio por desempleo o paro.
  • Tiene que estar en alguna de estas situaciones:
    • Haber terminado de cobrar una prestación por desempleo, osea el paro.
    • Haber estado privado de libertad por una pena de más de seis meses y no tener derecho a la prestación por desempleo.
    • Haber tenido una mejora de una gran invalidez o incapacidad permanente, da igual que total o absoluta, por haberse revisado el expediente y haberse convertido en plenamente capaz o inválido parcial.
    • Estar en situación legal de desempleo y no tener el mínimo cotizado para acceder a la prestación contributiva. Para este caso tiene que haber cotizado un periodo mínimo de tres meses.

Si se reúnen estos requisitos se podrá acoger a la ayuda siempre que se haya agotado la prestación por desempleo y no se pueda acoger al subsidio que corresponda por no reunir los requisitos de no tener suficientes rentas o responsabilidades familiares.

¿Cómo se solicita la prestación para mayores de 55 años?

Para tramitar esta prestación hay que hacerlo en el SEPE y se puede hacer la presentación de la solicitud acudiendo a las oficinas de manera presencial para lo que hará falta cita previa o a través de internet usando la Sede Electrónica del SEPE.

Para solicitar la prestación habrá que presentar el Modelo de solicitud de subsidio por desempleo marcando en el mismo la opción de “Mayores de 55 años”. Te dejamos el impreso para descargar en el este enlace.

Además de este documento, necesitarás lo siguiente:

  • DNI (Documento Nacional de Identidad). Si eres extranjero y resides en el territorio español, tendrás que presentar el TIE (Tarjeta de Identidad de Extranjeros) o Número de Identidad de Extranjeros con el pasaporte si formas parte de la zona comunitaria, si por el contrario tu país no es de la zona comunitaria tendrás que aportar ambos documentos.
  • Un documento del banco que tenga el número de cuenta donde quieres que te abonen la ayuda. El solicitante de la misma tiene que ser el titular.
  • Libro de familia para los casos en los que se requiera. Si eres extranjero tendrás que aportar un documento que sea equivalente.
  • Hay que hacer una declaración anual para que se pueda comprobar que se sigue sin disponer de rentas superiores al 75% del salario mínimo interprofesional ya que si no se aporta o se hace fuera del plazo establecido se interrumpiría la prestación.

Plazos de solicitud de la ayuda

Hay que presentar el documento relleno de la solicitud junto con la documentación necesaria en el periodo de 15 días hábiles después del mes de espera, osea que cuando se agote el paro, hay que dejar que pase un mes para realizar los trámites.

Si te quedas en paro y no tienes derecho a cobrar el subsidio tendrás que realizar la solicitud dentro de los 15 días siguientes al cese de la actividad laboral.

Se puede tramitar como es lógico en el SEPE, pero además existe la alternativa de hacerlo en cualquier oficina de registro público o por correo administrativo.

¿Cuanto dura y cuanto se cobra?

La duración de esta ayuda, como ya hemos comentado anteriormente es hasta que llegue la edad de jubilación si se mantienen los requisitos.

El importe que se pagará a los beneficiarios será de 430 euros al mes que es el 80% del IPREM (Indicador Público de Renta de Efecto Múltiple).

Si la situación de desempleo viene dada por la finalización de un trabajo a jornada parcial la cantidad a recibir se reducirá en la misma proporción.

El pago se hace entre los días 10 y 15 del mes y también se abonarán las cotizaciones que correspondan a la Seguridad Social, que equivaldrá al tope mínimo de cotización que haya en vigor en ese momento.

Si quieres más información oficial al respecto de esta ayuda, puedes visitar la página del SEPE dedicada a ella:

http://www.sepe.es/contenidos/personas/prestaciones/he_dejado_cobrar_paro/tengo_mas_de_55_anos.html